Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cultura catalana consigue dominio propio en Internet, el ".cat"

El código identifica una comunidad lingüística, no un territorio

Cualquier persona en cualquier lugar del planeta que haga algo referido al catalán podrá registrar un dominio ".cat" en Internet, explicaron ayer los representantes de la asociación PuntCat, tras saber que la Corporación para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, en sus siglas en inglés) ha aprobado el nuevo dominio. El dominio ".cat" es el primero del mundo que se otorga a una comunidad cultural. La asociación PuntCat había presentado la candidatura para este dominio en marzo de 2004.

"La primera felicitación que nos llegó venía de Gandía [Valencia]", explicó el abogado Amadeu Abril, principal artífice de la negociación con ICANN, entidad que gobierna los dominios en la Red, para demostrar que el dominio está abierto más allá de las fronteras de Cataluña, al no ser un dominio territorial sino cultural.

En Internet hay dos tipologías de dominios para registrar las direcciones de las páginas. Unos, de dos letras, como ".es", identifican estados o territorios y son administrados por los países titulares. Otro tipo de dominios, de tres letras, como ".com" o ".org" no hacen referencia a territorios y lo administran las organizaciones que obtienen el citado dominio.

Según explicó Abril a este diario, desde hace seis meses, ICANN ha aprobado tres dominios nuevos: ".jobs, .travel y .mobi", éste último destinado a páginas web con contenidos para móviles.

En la reunión donde se aprobó el ".cat" quedó para una posterior revisión el dominio ".xxx" destinado a páginas pornográficas. A diferencia del ".cat", si alguien pretendiera registrar el ".ct", ICANN exigiría que este código estuviera incluido en una lista de estandarización y que el Gobierno que tiene reconocida la soberanía sobre aquel territorio lo solicite. Ninguno de los dos requisitos se han producido para pensar en un posible registro de un dominio ".ct".

"Cualquiera que se comunique en Internet en lengua catalana o demuestre que tiene interés, por ejemplo una universidad alemana que haga cursos en catalán o una página de Dalí en japonés, podrá tener un ".cat"", explicó el periodista Vicent Partal, vocal de la asociación PuntCat.

La única duda que se suscitó durante el proceso de negociación con ICANN era la oportunidad del dominio ".cat" ya que los internautas anglosajones podían asociarlo a webs dedicadas a los gatos. Salvador Alegret, vicepresidente de PuntCat, se adelantó a las posibles críticas afirmando: "El ".cat" no es ni obligatorio ni excluyente. Sencillamente, el catalán es la veinteava lengua más utilizada en Internet y este dominio es una marca de normalidad".

Operativo a final de año

El dominio estará operativo a finales de 2005. PuntoCat se convertirá en fundación y asumirá su gestión. Las entidades jurídicas tendrán un mes de ventaja sobre las personas físicas para registrar sus páginas o portales. El Gobierno catalán mostró su satisfacción por la existencia del ".cat" y anunció que la administración catalana lo empleará tan pronto pueda.

En Internet las reacciones fueron diversas y en los foros había quien tachaba la iniciativa de una nueva muestra del espíritu secesionista que anidaría en Cataluña y quienes se felicitaban por la existencia de este nuevo dominio y el reconocimiento de la cultura en catalán.

El presidente de la Asociación Española de Internautas, Víctor Domingo, consideró una "absoluta novedad" la concesión del dominio, ya que "es una de las primeras comunidades lingüísticas" que lo consigue. Para Domingo, la obtención del ".cat" supone "un éxito" para la comunidad catalana, pero en la red ha habido "cierto resquemor", ya que, con el ".cat" de primer nivel, esta comunidad lingüística "se desliga por completo" de la española. Según el presidente de la Asociación de Internautas, el Gobierno podría haberse adelantado concediendo dominios de segundo nivel, como el ".cat.es" de manera que esa comunidad quedara ligada a España de alguna manera. Esta decisión "sienta precedente" para que otras comunidades lingüísticas o con otros vínculos soliciten su propio dominio de tres dígitos.

Por su parte, Miguel Pérez Subías, de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), consideró en declaraciones a Europa Press que la aprobación de dicho dominio "puede ser de utilidad en el ámbito cultural", si bien añadió que "por debajo del ámbito nacional se puede producir una locura", para las entidades que tengan voluntad global, especialmente el caso de marcas, que causará una mayor complejidad en el funcionamiento de la Red.

Subías manifestó cierto temor por una futura multiplicación de registros que complique la existencia a las empresas que quieran estar en todos los que puedan para evitar ocupaciones cibernéticas.

Críticas desde Valencia

- Amparo al ".es". La reacción política más contundente contra la concesión del dominio ".cat" llegó de Valencia. El portavoz del Gobierno valenciano, Esteban González Pons, aseguró que su Ejecutivo espera "explicaciones" del Gobierno central. Sostuvo que "si el Gobierno español no hubiera querido, no habría habido reconocimiento", y lo interpretó como un primer paso para la independencia. La Generalitat valenciana pedirá "amparo" al dominio ".es" para que "defienda la cultura valenciana y la considere dentro de él". González Pons alertó sobre las intenciones del Gobierno catalán de obtener el dominio ".ct". "No existe precedente en el mundo de ninguna otra región, autonomía o Estado federal dentro de otro Estado, que haya obtenido ni el dominio de nación cultural, que ahora ha obtenido Cataluña, ni que esté a punto de obtener el dominio de nación política". González Pons destacó que "desde hoy, Cataluña es culturalmente independiente de España en Internet". Aseguró que el ".es" de España "protege y ampara a todas las culturas españolas -gallega, vasca, valenciana, andaluza- menos a la catalana, que ahora tiene su espacio independiente". El consejero acusó al presidente José Luis Rodríguez Zapatero de intentar "distraer nuestra atención" mientras "tocaba la flauta en la ONU". Por el contrario, la entidad valenciana Acció Cultural del País Valencià (ACPV) afirmó que la decisión hace que "hoy sea un gran día para la lengua y la cultura de los valencianos".

- Baleares no lo usará.El Gobierno balear, también del PP, descartó emplear el citado dominio para las páginas en Internet de su administración. El portavoz del Ejecutivo autonómico indicó que el archipiélago forma parte de España y no de Cataluña.

- Ventana al mundo. El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, afirmó que la aprobación del dominio es un hecho muy positivo que "abre una ventana al mundo" para el catalán y Cataluña. Puigcercós opinó que el hecho de que se haya concedido el dominio "no va en contra de nadie" y es un avance para el sector informático catalán.

- Dominio gallego. La Xunta de Galicia anunció que está dando los pasos necesarios para obtener un dominio para el gallego en Internet. Un representante del BNG explicó que hace una semana el Gobierno central "se desentendió" de apoyar un dominio ".gz", en este caso territorial, para Galicia.

- Apoyo en Cataluña. Tanto el tripartito catalán como CiU se felicitaron por el reconocimiento del dominio ".cat", y la asociación que lo ha impulsado anunció que no desiste de lograr el ".ct" con el apoyo el Gobierno catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 2005

Más información