Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una disputa política por métodos de reparto técnicos

El presidente del Gobierno redondeó el sábado a 1.700 millones la cantidad que el Estado aportaría a las autonomías para paliar su déficit sanitario. El PP había reclamado 1.800 millones de euros. Aparentemente, la diferencia es de sólo 100 millones de euros. Pero las autonomías del PP ayer se abstuvieron. ¿Sólo por 100 millones?

La respuesta del vicepresidente, Pedro Solbes, da a entender que sí. Preguntado qué habría hecho falta para lograr la unanimidad, replicó con ironía: "Hubiera habido unanimidad si el Gobierno del PP hubiera puesto los 1.800 millones cuando gobernaba en lugar de pedirlos ahora". Con ello, resaltó que el modelo vigente había fracasado y, por ello, "el Gobierno renuncia a una parte de sus gastos para apoyar la sanidad en la que no tiene competencias", añadió Solbes.

La respuesta del PP es que no son sólo 100 millones de diferencia. Que los 1.700 millones son una "cifra hinchada" y que sólo está clara "la aportación y el reparto de 550 millones": 500 de transferencia directa y 50 de un fondo de insularidad que se reparten Baleares y Canarias.

Tres tipos de medidas

La argumentación técnica del PP es que el Ejecutivo ha propuesto tres tipos de medidas: las que podía determinar cómo se reparten, las que podía entender cuál será el método de reparto y las que aún requieren establecer un método de reparto. Sobre las primeras, los 550 millones que ayer se repartieron, no hubo discusión. Sobre las restantes, la disputa del PP fue la siguiente:

- El Gobierno anunció 50 millones para un plan de calidad. De ellos, 1,2 millones irán a Ceuta y Melilla. El resto se queda en Sanidad. Es decir, de momento, no va a las autonomías.

- Los 45 millones para el fondo de cohesión son, según el PP, insuficientes, pues deben cubrir el gasto de los españoles desplazados y de los turistas, tanto de la UE como de países que tienen convenio sanitario con España.

- El fondo de garantía sanitaria (500 millones) "está sobredimensionado porque lo más que se ha llegado a gastar en él es 224 millones". El Gobierno dijo ayer que "500 millones es un tope". Es decir, según el PP, "si no se gasta, el resto no irá a las autonomías". El Ejecutivo lo niega.

- El Gobierno, según el PP, debía saber cuántos pensionistas extranjeros viven en España para saber si hacen falta 200 millones para atenderlos y cómo repartirlo.

- Hay 100 millones para accidentes laborales no cubiertos por mutuas. Según el PP, esa cantidad está sobredimensionada y no se podrá gastar en total.

- El Gobierno tampoco estimó el reparto de los 227 millones de euros previstos de incremento de recaudación, ni les explicó por qué esa estimación era hace una semana de sólo 127 millones.

La respuesta global de Solbes al PP es que "resulta imposible conocer el reparto porque se desconocen variables fundamentales". Así, para el fondo de garantía "habrá que conocer la evolución del PIB". "Lo mismo sucede con otros fondos", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005