Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP propone incentivos fiscales para los fabricantes de medicamentos genéricos

Pastor afirma que su proyecto reducirá en cuatro puntos el aumento del gasto farmacéutico

El PP presentó ayer en el Congreso un proyecto de Ley del Medicamento. En él se recogen incentivos fiscales para los fabricantes de genéricos y medicamentos huérfanos (aquellos que por su baja rentabilidad ningún laboratorio fabrica). También se propugna la vuelta al sistema de precios de referencia, tal y como lo aplicó el último Gobierno del PP. Con esta ley, se podría reducir hasta en cuatro puntos el aumento de la factura farmacéutica, que subió un 5,91 interanual en junio, explicó la secretaria de Políticas Sociales del PP, Ana Pastor.

"Se trata de propuestas razonables que se presentan para ayudar", dijo Pastor en referencia al documento, integrado por 139 artículos que ocupan 93 folios. En él se recogen -como en el anterior proyecto presentado por el Gobierno el 8 de junio- todos los aspectos de la ordenación farmacéutica, desde la definición de medicamento hasta los requisitos de dispensación.

Los objetivos del PP son dar un "marco estable" al sector, definir el papel de las comunidades autónomas, garantizar el "buen uso", la "calidad y cohesión" y "fomentar los genéricos" (medicamentos más baratos porque la patente ya está vencida).

Las principales novedades del proyecto del PP se exponen a continuación.

- Precios de referencia. Este sistema fija los precios máximos que la Seguridad Social está dispuesta a pagar para los medicamentos que cuenten con un genérico equivalente. Ambas propuestas coinciden en su reintroducción, pero mientras el Partido Popular lo quiere aplicar sin limitaciones, el PSOE propone que la rebaja para productos ya existentes sea gradual, con un máximo del 30%. Pastor señaló que en algunos casos su aplicación supuso bajadas de hasta un 60% del precio de un medicamento.

- Genéricos. Ambos partidos coinciden en la necesidad de promocionarlos (actualmente representan el 6% del total). Aparte de incentivar que se receten, el PP propone que desgrave fiscalmente su fabricación, y que los laboratorios que los produzcan puedan acogerse a los beneficios del Plan Profarma, una iniciativa destinada a fomentar la investigación.

- Laboratorios. El PP rechaza nuevas aportaciones de los fabricantes.

- Dosis personalizadas. El PP propone implantar las dosis personalizadas y la receta electrónica como medidas para ayudar a un correcto seguimiento del tratamiento. También abre la posibilidad a unificar colores y formatos en medicamentos equivalentes destinados a enfermos crónicos.

- Trazabilidad. El Ministerio de Sanidad deberá saber siempre "en qué casa está cada caja de medicamentos", indicó Ana Pastor.

- Copago. El artículo 114 deja abierta la posibilidad de cambiar el actual sistema de copago de los medicamentos (nada para los pensionistas, el 40% para los activos y un 10% para los crónicos), para hacerlo en función de la "capacidad de pago" y la "carga económica de la enfermedad", entre otros factores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de septiembre de 2005