Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La eurorregión mediterránea crece el 0,6% más que la media europea

La economía catalana representa la mitad del PIB de esta zona

La eurorregión Pirineos-Mediterránea es uno de los territorios más dinámicos de la Unión Europea (UE). Entre 1995 y 2001, esta entidad de cooperación regional creció de media anual el 3,1%, mientras que el crecimiento de la UE de los Quince fue del 2,5%, según un comunicado difundido ayer por el Departamento de Economía y Finanzas. La economía catalana representa el 50,4% del producto interior bruto (PIB) de esta zona, que empezó a perfilarse en octubre de 2004.

Si se tiene en cuenta el PIB per cápita, de las 126 regiones europeas, la eurorregión Pirineos-Mediterránea -formada por las comunidades españolas Aragón, Cataluña y Baleares, y por las regiones francesas de Languedoc-Roussillon y Midi-Pyrénées- ocupa el número 61, de acuerdo con los datos de Eurostat empleados por la Generalitat.

"Cataluña se sitúa claramente por encima de la eurorregión" (en la posición 43ª), y con un crecimiento medio anual una décima mayor, "se presenta como el motor" de esta zona, destaca el informe. Clasificaciones individuales aparte, el PIB de la eurorregión creció durante esos seis años el 2,4%, dos décimas por encima de la media europea. La tasa de empleo, por otra parte, también se aceleró a un ritmo superior: de 1995 a 2001 creció el 3,1%, el doble que la media comunitaria. Así, en 2001 la eurorregión representaba el 3,5% de la población de la UE de los Quince, y el 3,3% del PIB.

Productividad y empleo

Mientras que las regiones francesas de la eurorregión han sustentado su crecimiento gracias a su mayor productividad, las comunidades autónomas españolas lo han conseguido a través del aumento del empleo, subraya el informe. Los autores del mismo señalan que para lograr que "la eurorregión sea más competitiva y esté mejor preparada para captar flujos de inversión extranjera", las regiones asociadas deberían "formalizar e intensificar el marco de colaboración". Esa mayor cooperación serviría, por otro lado, para que "las comunidades españolas mejorasen su déficit en crecimiento de la productividad" y, de esta forma, "conseguir un patrón de crecimiento económico más equilibrado para la eurorregión".

Los autores del informe también consideran la cooperación entre regiones fundamental para potenciar la investigación y el desarrollo (I + D). A su juicio, sólo como eurorregión se puede conseguir "la masa crítica necesaria" para poder "acceder a los programas de I + D financiados por la UE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de agosto de 2005