Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un complejo de edificios circulares formará la Ciudad de la Justicia de Valdebebas

El estudio Frechilla y López-Peláez Arquitectos gana el concurso convocado por la Comunidad

Será como si hubiera bajado una patrulla de platillos volantes y hubiera aparcado sus naves en un solar de 202.369 metros cuadrados en Valdebebas. Al menos ése es el aspecto que ofrece el proyecto ganador del concurso de arquitectura para la construcción de la Ciudad de la Justicia, que fue fallado ayer. Los edificios con planta circular ideados por Frechilla y López-Peláez Arquitectos se llevaron el gato al agua al ganar un concurso en el que la Comunidad de Madrid se ha gastado más de un millon de euros y al que se presentaron cerca de 300 estudios de arquitectura.

La propuesta de Frechilla y López-Peláez concurrió con el nombre de 73737 y supone un proyecto flexible dentro de unos parámetros. En la memoria de su proyecto, los arquitectos aseguran que "el campus es en nuestra propuesta un jardín común y a la vez un microclima en el que se asienta un conjunto de edificios, que podrían ser realizados por otros arquitectos y en momentos distintos, con sólo unas restricciones a favor del conjunto, como es su posición, los servicios generales y la planta circular".

Esta filosofía permite que en un futuro -teniendo en cuenta que el proyecto general ha sido diseñado por este estudio de arquitectos- entren otros equipos de más renombre internacional, como los de Norman Foster o Santiago Calatrava, para levantar algunos de los edificios de lo que será el campus de la justicia, que concentrará al norte de la capital todas las sedes judiciales.

El jurado subrayó la "fortaleza de la apuesta tipológica, atemporal", su "capacidad de adaptación a variaciones funcionales" y su característica de "campus esponjado y abierto".

Éste ha sido siempre el ambicioso propósito del consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada Presa, que, como presidente del jurado, dio a conocer el nombre de los ganadores del concurso. El consejero quiere que, además de ser funcional, el campus de la justicia de Madrid -el mayor de España y uno de los más grandes de Europa- se convierta también en un referente arquitectónico que sea visitado por los turistas, como ya lo son otros edificios de la región.

La Comunidad estima que la inversión para la construcción de la Ciudad de la Justicia será de unos 300 millones de euros, que serán financiados con la venta de seis edificios, actuales sedes judiciales, que son propiedad de la Comunidad de Madrid.

El Gobierno regional iniciará el próximo 3 de agosto el movimiento de tierras como paso previo a la urbanización y posterior edificación del primer edificio del futuro complejo judicial, que, como ya ha anunciado el titular de Justicia e Interior, podría acoger el nuevo Instituto de Medicina Legal.

El objetivo de esta Ciudad de la Justicia es acabar con la dispersión de las sedes judiciales por toda la región, como ya consideraba el proyecto Civitas de la Comunidad para la mejora y modernización de la Administración de justicia madrileña.

Según datos de la Consejería de Justicia e Interior, Madrid ha experimentado en los últimos diez años un gran crecimiento en el número de órganos judiciales y fiscales, lo que, traducido a cifras, ha supuesto un incremento de más de 100 unidades judiciales en el territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005