Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Arnau de Vilanova y el Vall d'Hebron colaboran contra el cáncer

Los pacientes de Ponent accederán a tratamientos experimentales

Los enfermos de cáncer de la provincia de Lleida se beneficiarán a partir de ahora de un plan estratégico de colaboración entre el hospital Arnau de Vilanova de Lleida y el hospital general de Vall d'Hebron, considerado uno de los mejores centros españoles en el campo de la oncología. Los pacientes del hospital de Lleida podrán acceder a los últimos tratamientos médicos incluidos en programas experimentales y a una asistencia de mayor calidad gracias al acuerdo de colaboración entre ambos centros.

MÁS INFORMACIÓN

El nuevo servicio de Oncología del Arnau de Vilanova, que será dotado de más especialistas y recursos materiales para asistencia e investigación, estará a partir de ahora vinculado al de Vall d'Hebron. Este centro es el segundo hospital español, después del Clínico, en número de trabajos publicados en revistas científicas internacionales. Según Josep Baselga, jefe del servicio de Oncología del hospital barcelonés, se trata de una experiencia pionera de trabajo en red que permitirá a los equipos de los dos servicios actuar con los mismos protocolos. De esta manera, los especialistas en oncología de Lleida podrán asistir a las sesiones científicas que se celebren en el hospital barcelonés y los oncólogos de este centro se desplazarán a la capital del Segrià cuando sea necesario para aplicar un determinado tratamiento o programa convenido por ambos equipos.

El nuevo servicio de Oncología de Lleida, que será presentado hoy, pasará a tener nueve especialistas, que trabajarán coordinadamente con los 15 que hay en Vall d'Hebron. El servicio estará dirigido por el doctor Antonio Llombart, actual responsable del programa de cáncer de mama en el Instituto Valenciano de Oncología (IVO). Este oncólogo se ha formado en Estados Unidos y Francia, y ha colaborado con Baselga en numerosos proyectos. "La oncología ha evolucionado mucho y ahora exige un gran esfuerzo no sólo en los tratamientos, sino en otras facetas, como el diagnóstico precoz, el consejo genético y la investigación clínica", declaró ayer.

El Instituto Catalán de la Salud ha decidido impulsar esta nueva experiencia de relación hospitalaria que permite el acceso a la excelencia médica en oncología a los pacientes del área de Ponent, que tiene una población de 410.000 habitantes. En los últimos años se han producido numerosas quejas de los pacientes de esta zona por la precariedad de las instalaciones y la falta de médicos. Los enfermos recibían una asistencia correcta, pero el servicio se había quedado desfasado con relación a los retos actuales de la especialidad. La unidad de Oncología dependía de otros servicios y los cuatro especialistas adscritos a ella no tenían una coordinación que les permitiera involucrarse en proyectos de investigación. El nuevo servicio contará con una unidad de investigación en cáncer que liderará algunas de las líneas que se abran con Vall d'Hebron.

El Arnau de Vilanova atiende cada año a alrededor de 700 pacientes de cáncer y hay otros 250 que reciben tratamiento en otros hospitales de la provincia. En total se producen unas 1.000 nuevas visitas cada año. En Vall d'Hebron se atienden unas 3.000.

Además de aumentar el número de especialistas, el hecho de tener como centro de referencia al hospital de Vall d'Hebron obligará a efectuar una importante inversión en material, a doblar el espacio de consultas externas, a ampliar las plazas del hospital de día y a mejorar la atención de los enfermos hospitalizados. Llombart quiere que el nuevo servicio de Oncología de Lleida apueste por la calidad y se sitúe al mismo nivel que los otros centros de Cataluña. "Se trata de dar en el menor tiempo posible un salto en la cultura de la oncología", señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005