Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS EFECTOS DE LA SEQUÍA Y EL CALOR

Badalona deja sin piscina a una escuela de verano para ahorrar agua

La escasez de agua ha llevado a la escuela de verano de Badalona (Barcelonès) Alexandre Galí, a tomar una controvertida medida. Un centenar de niños y niñas que participan durante el mes de julio en las actividades de una escuela de verano de la ciudad se verán obligados a prescindir de una piscina de reducidas dimensiones para cumplir el bando municipal por el que el Ayuntamiento badalonés advierte de que no se debe malgastar agua debido a la fuerte sequía que padece la zona.

Un total de ocho escuelas de la ciudad han protestado por la decisión municipal, ya que la piscina sólo mide 4,6 metros de diámetro y tiene una capacidad máxima de 17.000 litros. Además, la piscina dispone de depuradora, según un responsable de la escuela, para así aprovechar la misma agua durante las cuatro semanas que dura el curso de verano.

"Decisión ridícula"

Según los responsables de esta escuela, la iniciativa de instalar una piscina se puso en marcha de acuerdo con un proyecto que la organización presentó al Ayuntamiento el pasado mes de abril. Tanto los padres como los monitores de la escuela tachan de "ridícula" la decisión del Ayuntamiento. La concejalía de Juventud les ha notificado que han decidido recoger el agua de la piscina en cubas y destinarla a otras actividades y usos considerados de más necesidad.

Una de las madres de los alumnos de esta escuela de verano, Lucía López, asegura que los padres ya han montado turnos de vigilancia para evitar que los técnicos municipales vacíen la piscina. "Son casi 100 niños los que están en el patio de la escuela cada día de diez de la mañana a dos de la tarde, horas, y tendrán que refrescarse", dice esta madre. Los responsables de la escuela de verano añaden que el 60% de los niños que acuden a las actividades son becados y en la mayoría de los casos su estancia y las actividades que allí realizan se convierten en sus únicas vacaciones.

La ciudad de Badalona no cuenta con ninguna piscina municipal descubierta, por lo que las escuelas de verano se ven obligadas a conseguir este tipo de instalaciones. Según los responsables de esta escuela, si no tuvieran la piscina, deberían trasladarse a Sabadell (Vallès Occidental) para disfrutar de un chapuzón y tendrían que invertir unos 300 euros en gastos de transporte. El Ayuntamiento de Badalona ha declinado hacer declaraciones sobre el vaciado de la piscina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005