Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PA achaca la dimisión de Vivancos a la lucha por el poder y no a un pacto con los socialistas

José Luis Villar: "Nuestro único objetivo sigue siendo desalojar al PSOE del gobierno"

Ni un "fantasmagórico" pacto con el PSOE ni el reconocimiento de que las supuestas irregularidades detectadas en la gestión andalucista son ciertas. Según el secretario del PA de Sevilla, José Luis Villar, las dimisiones de Paola Vivancos y Rafael Carmona se deben exclusivamente a la "lucha interna por el poder" declarada en el partido tras el último congreso local. Villar negó haber mantenido un encuentro con algún cargo socialista para frenar el intercambio de denuncias por supuestas irregularidades. "Nuestro único objetivo sigue siendo desalojar al PSOE del gobierno", afirmó.

José Luis Villar compareció ayer acompañado de la parlamentaria andalucista Pilar González y del nuevo grupo municipal: Agustín Villar, hermano del secretario local y que ejercerá de portavoz; Antonio Ardila, que ocupará la viceportavocía; y Esperanza Camacho y Marta Mejías, las dos ediles que ocuparán los puestos que dejan libre Vivancos y Carmona. Camacho y Mejías forman parte de la Ejecutiva de Villar en el partido.

El secretario local reunió ayer a la prensa para valorar las dimisiones, su causas y sus consecuencias. Villar empezó advirtiendo de que iba a "decepcionar" a los que esperaran una "riada de descalificativos" contra Vivancos y Carmona, que le acusan de haber sellado un "pacto de silencio" con el PSOE. El secretario local quiso expresar su "reconocimiento" a la labor que los ya ex ediles han hecho en la oposición municipal, sobre todo al destapar el caso de las facturas falsas. "Sin su trabajo sería imposible que los ciudadanos hubieran conocido la desvergonzada trama de corrupción del PSOE", señaló.

Pero según Villar, Vivancos y Carmona mienten al justificar su dimisión en un "fantasmagórico e inexistente" pacto entre las direcciones locales del PA y el PSOE. "El PSOE y el PA somos como el agua y el aceite, incompatibles", aseguró el dirigente andalucista, quien negó haber mantenido ningún encuentro con algún cargo socialista. "Tenemos un proyecto diametralmente opuesto".

Según Villar, la estrategia pactada por unanimidad en el último congreso nacional de los andalucistas consiste en "volver a desalojar del gobierno al PSOE" y, con este objetivo, su labor de oposición es "insobornable". Faltan algo menos de dos años para las próximas elecciones municipales y el PA los va a dedicar exclusivamente, según el secretario local, a "construir una alternativa" a los socialistas con los que, aseguró, su partido no se plantea la posibilidad de reeditar un gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Sevilla.

Villar insistió en que las dos dimisiones del pasado lunes se deben exclusivamente a "las luchas internas por el poder" declaradas tras el último congreso local, en el que su candidatura se impuso a la encabezada por Vivancos. "A partir de ahí su actitud ha sido la de no reconocer a la nueva dirección política", afirmó el secretario local. "Su dimisión no es más que la consecuencia de algo tan antiguo y estéril como las luchas de poder en los partidos".

Villar negó que hubiera dado instrucciones a los hasta ahora portavoces del grupo municipal para de rebajar el nivel de oposición al PSOE. "No le he dado ni ésa ni otra orden porque no han asistido a ninguna de las reuniones que hemos convocado", aseguró. El secretario local desvinculó la lucha de poder de la búsqueda de candidato para las elecciones municipales de 2007. Según Villar, el partido no se ha marcado un plazo para nombrar al cabeza de lista y, respecto a la posibilidad de que él quiera ocupar ese puesto, aseguró no tener "el más mínimo interés". "Los 12 años que le he dedicado al PA en el Ayuntamiento deben dar por concluida mi obligación como cargo público. Ahora deben ser otros los que lo hagan", señaló.

El pleno municipal tomará mañana conocimiento de las renuncias de Vivancos y Carmona, que ya no asistirán al debate sobre las conclusiones de la comisión de investigación previsto en la sesión plenaria. En vez de acudir al pleno, Carmona tiene previsto incorporarse mañana a su puesto de auditor en la Cámara de Cuentas, mientras que la reincorporación de Vivancos a su plaza en la Gerencia de Urbanismo, ahora en manos del PSOE, es más improbable.

La Fiscalía ya investiga las denuncias contra el PA

La Fiscalía de Sevilla ha iniciado ya la investigación por la sexta y última de las denuncias por facturas falsas en el Ayuntamiento, en este caso dirigida contra dos ex concejales del PA. Según informó la agencia Efe, , el Ministerio Público ha pedido al Cuerpo Nacional de Policía un informe sobre quiénes son los titulares de las empresas adjudicatarias de las obras que supuestamente se pagaron dos veces.

Fuentes del caso indicaron que el objeto de estas diligencias es conocer quienes son los responsables legales de las empresas para poderles interrogar sobre la existencia de facturas duplicadas que denunció el PSOE en la Fiscalía el pasado 23 de mayo. La acusación de los socialistas va dirigida contra Isabel Guerra Libreros y Rafael Carmona, concejales, respectivamente, del distrito Triana-Los Remedios y Nervión-San Pablo hasta mayo de 2003.

Hasta ahora, sólo el pago fraudulento al empresario José Pardo de 4.800 euros por dos obras que no se realizaron y por otras 26 facturas dudosas ha sido remitida a los juzgados de instrucción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 2005

Más información