Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:ESTRENO | 'Rottweiler'

Hallazgos desperdiciados

Lo más valioso del mundo, donde se desarrolla la película Rottweiler, son los pasaportes, los visados y los permisos de residencia. En definitiva, los papeles. Alberto Vázquez Figueroa, guionista del filme y autor de la novela de donde parte la historia, la muy vendida El perro, ha ambientado su reescritura en el año 2018, en una supuesta Zona de Control de Inmigración, en el sur de España. Una hipótesis que supone uno de los pocos aciertos de esta aparatosa película de acción disfrazada de un supuesto terror que nunca infunde miedo.

Brian Yuzna ha elaborado un producto de serie B con toques de casquería que no provoca la tensión que contenía la primera adaptación de la novela de Vázquez Figueroa: El perro, dirigida en 1976 por Antonio Isasi-Isasmendi, que llevó a su película al sucio territorio fronterizo por el que solía deambular Peckinpah. Rottweiler desperdicia algunos hallazgos, como ese juego de rol para niños pijos que quieren convertirse en inmigrantes ilegales a la deriva, o esa moderna isla de leprosos, habitada exclusivamente por prostitutas, chulos, yonquis y clientes. Pero todo es tan superficial que la reflexión más profunda del fugitivo en su huida del perro asesino es gritarle: "¡Vete a la mierda!".

ROTTWEILER

Dirección: Brian Yuzna. Intérpretes: William Miller, Irene Montalà, Paulina Gálvez, Paul Naschy. Género: terror. España, 2004. Duración: 90 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 2005