Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

Grados de tres años

El director general de Universidades, José Esteban Capilla, comienza por reconocer que la elaboración del catálogo de titulaciones es un asunto "muy delicado". Él mismo, como el resto de los directores generales autonómicos, participa en una de las subcomisiones a las que el Consejo de Coordinación Universitario encargó informes preliminares. Coincide con los responsables de las carreras que desaparecen en el informe preliminar en que hubiese sido necesaria una argumentación que permitiera entender las razones "que seguramente tienen" para dejar fuera a unas e incluir a otras.

Y coincide también con los hipotéticos damnificados en echar en falta "coherencia" en los trabajos realizados por las cuatro subcomisiones, lo que achaca al déficit de directrices marcadas por el Ministerio de Educación.

Aceptando que el número de titulaciones ha vivido "un crecimiento un poco desmesurado" en la última década, el director general opina que parte de las quejas de los responsables de las carreras que podrían desaparecer responden al planteamiento inicial de los grados. "Han tratado de ir a pocos grados porque creen que pueden desarrollar muchas cuestiones en los posgrados, pero si vamos a grados de cuatro años los posgrados van a tener poca capacidad de desarrollo".

Capilla se inclina por el modelo "que ha funcionado bien" en los países anglosajones, con grados de tres años.

A las protestas existentes, vaticina, se unirán otros, como los artísticos superiores o los de restauración. Sin contar los problemas que plantearán las enseñanzas técnicas, con el cambio de las denominaciones, en el terreno de la habilitación profesional y las disputas por competencias.

Frente a la actitud tranquilizadora del Ministerio, Capilla comenta que "los más pesimistas piensan que el catálogo final será muy parecido" al que se ha publicado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2005