Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP llena el centro de Buenos Aires de carteles de Fraga

El presidente de la Xunta visita Argentina y Uruguay en plena precampaña gallega

En el salón noble de la Asamblea local de Buenos Aires, en una escena cargada de boato y con dos ujieres con traje militar de gala y bayoneta en ristre, el vicepresidente del Parlamento de la ciudad, Santiago Estrada, confesó: "Don Manuel Fraga tiene acá más votos que muchos políticos argentinos". El presidente de la Xunta había acudido para recibir el título de visitante ilustre en el primer día de un viaje institucional pero lleno de connotaciones electorales.

El PP de Argentina aprovechó la llegada de Fraga para empapelar el centro de la ciudad con carteles publicitarios de las próximas elecciones autonómicas gallegas.

Dos bandas de gaiteiros habían recibido en el aeropuerto de Ezeiza a Fraga, quien al enfilar hacia el centro de Buenos Aires, por la inmensa Avenida 9 de Julio, pudo contemplar las marquesinas con su fotografía, la misma que ilustra los carteles del PP gallego para las elecciones autonómicas del próximo 19 de junio. Los pasquines, firmados por el PP de Argentina, daban la bienvenida al presidente con su eslogan electoral, Máis, y una apostilla: Para que Galicia siga indo a máis.

Fraga pasará seis días entre Buenos Aires y Montevideo, en una visita de carácter institucional que resulta imposible deslindar de la proximidad de las elecciones autonómicas gallegas. Para los comicios del 19-J están inscritos en el censo cerca de 130.000 emigrantes gallegos residentes en Argentina y Uruguay, que podrían tener una influencia determinante en caso de que las urnas, como apuntan las encuestas, arrojen un resultado muy reñido. El presidente de la Xunta viaja acompañado de dos consejeros, los de Emigración y Sanidad, a los que se sumará el de Industria, cuando, el próximo domingo, Fraga se traslade a Montevideo.

El viaje servirá para resaltar la política social de la Xunta con los emigrantes en Latinoamérica, una colectividad muy envejecida y depauperada económicamente. La agenda de Fraga incluye sobre todo visitas a hospitales y a centros asistenciales. Al margen de los actos institucionales, el presidente de la Xunta y candidato del PP a la reelección también se reunirá con dirigentes de su partido en ambos países y protagonizará mañana una gran comida-mitin en Buenos Aires, en la que está prevista la asistencia de más de 5.000 personas.

Actividad maratoniana

A sus 82 años, Fraga parece empeñado en demostrar que los comentarios sobre su deterioro físico son infundados y que todavía es capaz de meterse al cuerpo uno de esos célebres maratones que ha prodigado durante toda su vida. Tras un vuelo de 12 horas desde Madrid, el presidente gallego aterrizó en Ezeiza sobre las 7,30, hora local. Pasó brevemente por el hotel y se fue de inmediato al Parlamento local. Luego, acudió a la sede del Congreso, donde se entrevistó con el vicepresidente de la República, Daniel Scioli. Por la tarde, vio al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Sola, y estiró su agenda pública hasta las 20.00.

En seis días, tiene previstos casi medio centenar de actos. Pronunciará quince discursos; asistirá a más de una treintena de recepciones, audiencias o cenas oficiales; concederá entrevistas a los principales periódicos; descubrirá placas y firmará convenios; inaugurará una empresa y entregará diplomas y libros para bibliotecas. Con tal alarde espera obtener el 19-J unos resultados que despierten envidia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2005