Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Orihuela denuncia a Trabajo el vertedero de Fenoll

Asegura que la planta incumple la Ley de Riesgos Laborales

El grupo socialista en Ayuntamiento de Orihuela ha denunciado antes la Inspección de Trabajo al industrial Ángel Fenoll, propietario del vertedero situado entre Orihuela y Abanilla (Murcia) donde el lunes falleció un operario al quedar sepultado por la basura. La asociación de vecinos de la pedanía de la Murada se sumará a la iniciativa. Los denunciantes aseguran que la planta, aparte de ilegal, incumple la norma de seguridad y salud laboral.

UGT asegura que la planta de Fervasa desvía basura sin tratar al vertedero de Abanilla

El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, Francisco García Ortuño, se personó ayer ante la Inspección de Trabajo del Gobierno de la Región de Murcia -Administración que ha autorizado la instalación- para presentar la denuncia. La asociación de Vecinos Supervivencia de La Murada -pedanía de Orihuela, donde, según una sentencia judicial, se ubica realmente el vertedero, y no el término de Abanilla como mantiene el empresario- ha confirmado a este periódico que se sumará a la iniciativa del PSPV.

Los denunciantes mantienen que la planta incumple la vigente Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tanto en el apartado de prevención para la seguridad de los empleados, como en el aspecto relativo a las medidas de salud e higiene en el trabajo. Una de las supuestas irregularidades es que la planta carece de muros de contención suficientemente consistentes, como exigen los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Segura, para evitar avalanchas. En la denuncia, el PSPV también pide a la Inspección que investigue el impacto de la industria en la salud pública de los vecinos de La Murada.

Los socialistas y los vecinos de La Murada mantienen una larga batalla contra la clandestina, según ellos, planta de recogida de basuras, activa desde mediados de los noventa. La lucha de los partidos de la oposición y los vecinos desembocó en un auto del juzgado número 2 de Orihuela, en diciembre de 2002, según el cual la planta de recepción de la basura -la instalación se completa con una planta de reciclaje a 1,5 kilómetros de la primera, claramente del término de Abanilla- ocupa unos terrenos en la partida Los Vives, en el término de Orihuela. La zona, según la sentencia, es de alto valor paisajístico. El juzgado basó el fallo en un informe topográfico de la Policía Local de Orihuela.

Pese a esta resolución judicial, ni el Ayuntamiento de Orihuela, gobernado por el PP, ni la Administración autonómica han adoptado ninguna iniciativa. Tanto el Ayuntamiento como el Consell mantienen que las licencias para autorizar la planta son competencia del Gobierno de la Región de Murcia.

Ángel Fenoll insiste en la legalidad de la actividad del vertedero. Ayer, a través de un comunicado de la empresa que explota la planta, la mercantil Proambiente, además de expresar su dolor por la muerte del operario, recalcó la "transparencia informativa" de la empresa durante los tres días de búsqueda del operario siniestrado.

A esta polémica sobre la legalidad o no de la industria se suma otra denuncia. En este caso procedente del grupo Ecologistas en Acción de la Región de Murcia. El colectivo asegura que el vertedero, que sólo tiene licencia para 75 toneladas al día, recibe más de 1.200 toneladas de diversos puntos de la Comunidad Valenciana, y hasta incluso de países de la Unión Europea.

También ha llegado al vertedero basura de la planta de Fervasa, ubicada en Quart de Poblet y Aldaia y propiedad de la entidad metropolitana, según reiteró ayer el sindicato UGT. En un comunicado, FIA-UGT-PV denunció ayer que la planta de Fervasa desvía entre 350 y 400 toneladas diarias sin tratar. Además, el sindicato asegura "que la falta de inversión, debido a la mala gestión" en la planta, pendiente de ser sustituida, "está produciendo desde hace años que los empleados de esta planta desarrollen su trabajo en unas condiciones muy precarias".

La nota del sindicato resalta que las condiciones de producción de la planta "se improvisan" a cada instante. "No hay previsión de llegadas, la producción se sitúa en un 60% y, entre 350 y 400 toneladas diarias sin haber sido tratadas previamente, se desvían a otros vertederos". UGT menciona entre esos destinos del excedente de basura de Fervasa, los vertederos de Elda y Jumilla, "y otros ilegales, como el de Abanilla". Además, afirma que estos traslados de la basura que no puede abarcar Fervasa suponen "un coste aproximado diario de entre 18 y 24.000 euros, cantidad que se podría haber utilizado para invertir en mejoras en la planta".

Los ayuntamientos socialistas de la entidad metropolitana han exigido a la presidenta, la concejal popular de Valencia María Jesús Puchalt, que aclare si se desvía basura, a dónde y con qué coste. Puchalt contestará por escrito, si bien el gerente de Fervasa, Jesús Gordillo, ha admitido que una parte "mínima" de basura se desvía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2005