La Generalitat paga casi 600.000 euros por 7 exposiciones de Vangelis

La obra del músico griego se expone en seis países latinoamericanos

Los ángeles y las personas laureadas que pinta el músico griego Vangelis habrán viajado, al final de su periplo, a siete ciudades de seis países latinoamericanos gracias a la Generalitat. El coste de estas siete muestras y de la primera, inaugurada en Valencia en junio de 2003, es de casi 600.000 euros, según fuentes del Consell. Tras las dos próximas exposiciones en México, los cerca de 70 cuadros, la mayoría de gran formato, volverán a Grecia.

Será uno de los últimos capítulos de la polémica política cultural expansiva del Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana que implantó la actual directora del IVAM, Consuelo Ciscar.

La exposición de Valencia, que arropó los eventos de la II Bienal de Valencia, supuso el "debut mundial absoluto" como pintor del popular compositor de bandas sonoras como Carros de fuego, según anunció la entonces subsecretaria de Promoción Cultural, Consuelo Ciscar. Tras la clausura de la misma se inició la itinerancia por Argentina, Uruguay, Brasil, Cuba, Santo Domingo y México, según el acuerdo contractual.

En la presentación de la exposición en Valencia, el comisario, Fernando Castro, explicó que la idea de la exposición surgió de la "amistad de Consuelo Ciscar con Vangelis, de la fidelidad con un proyecto cultural, de la atención a la diversidad y de la preocupación del Consorci por hacer cosas excepcionales y fuera de escala".

Ciscar apoyó con su presencia la inauguración, por ejemplo, de la exposición en octubre de La Habana. El anterior consejero de Cultura, Esteban González Pons, anunció en la presentación hace un año de la nueva directora del IVAM que también se haría cargo de las exposiciones internacionales que se estaban desarrollando. Tres de los más próximos colaboradores de Ciscar en el Consorci se integraron en la dirección del IVAM, si bien reciben sus remuneraciones del primer organismo. En este sentido, se pretende próximamente normalizar esta situación, según fuentes del Consorci.

Este organismo aprobó en su último consejo dedicar su atención prioritaria a los artistas valencianos. Acuciados también por la fuerte deuda, el Consorci acordó seguir una línea de racionalización del gasto, que excluye la organización de exposiciones externas de artistas internacionales como la de Vangelis o la que se hizo de Yoko Ono. El presupuesto se ha reducido considerablemente con respecto a ejercicios anteriores. Las mismas fuentes aseguraron que tras las exposiciones de México, las obras de Vangelis volverán a Grecia este mismo año, una vez concluida la itinerancia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el coste cifrado en casi 600.000 euros de las ocho exposiciones del compositor de la banda sonora de Blade Runner no se incluye la edición de los catálogos de lujo publicados con motivo de la muestra de Valencia, pero que no llegaron a repartirse entonces. Estos catálogos, de tamaño superior a DIN A3 y hojas doradas, fueron encargados a Engloba.

Vangelis entró en contacto con los proyectos culturales de la Generalitat a través de su amiga Irene Papas, cuando ésta fue nombrada directora artística de la Ciudad de las Artes Escénicas de Sagunto. El compositor puso el acompañamiento musical al polémico por costoso montaje de Las Troyanas, dirigido por la actriz griega Irene Papas, que firmó un contrato con la Generalitat por 180.000 euros al año hasta 2007, sólo por asesoramiento artístico. La Consejería de Cultura quiere prescindir ahora de los servicios de Papas.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS