Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro de cada 10 pisos acabados en Barcelona en 2004 eran de protección

La oposición, de CiU y el PP, sostiene que el Ayuntamiento incumple sus objetivos

En 2004 se finalizaron en Barcelona 4.641 viviendas, de las que 1.806 eran protegidas.Casi cuatro de cada 10 pisos finalizados, entre todas las modalidades, no están en el circuito del mercado libre, una proporción no vista en la capital catalana desde hace décadas, después de la caída en picado de la construcción de viviendas públicas en la década de 1990. Entre 1996 y 1999, la proporción de pisos sociales fue del 21%, entre 2000 y 2003 representaba el 22% y el año pasado fue del 39%. Hasta 2007 se pretende que más de la mitad de la vivienda social sea de régimen de alquiler.

La vivienda de alquiler, precisamente, tiene una gran demanda en Barcelona, y la oferta es escasa y cara. Hasta ahora, la mayor parte de las promociones municipales en régimen de alquiler eran para jóvenes y para la tercera edad.

La decisión del Ayuntamiento de Barcelona de reservar una parte de cada promoción pública -o las que promuevan otras entidades que han llegado a convenios con el Ayuntamiento de Barcelona, como La Caixa- va en la línea de equilibrar una oferta muy decantada hacia el mercado de la propiedad. "Con las previsiones de construcción de viviendas que tenemos hasta 2007, la proporción del mercado del alquiler podría acercarse al 60%, pero ya veremos", comentó el primer teniente de alcalde del consistorio barcelonés, Xavier Casas, que presentó ayer la propuesta de construir 1.362 pisos públicos y 180 destinados a la tercerad edad. Éstos se situarán en un edificio nuevo que ocupará el solar de las antiguas piscinas de Folch i Torres, en Ciutat Vella.

Convenios con cooperativas

Del total de 1.362 pisos, 137 serán rehabilitados y la mayor parte de ellos se sitúan en el Casc Antic y en al barrio del Raval. Son fincas de propiedad municipal "que han sido expropiadas o cedidas", aclaró Casas. La construcción, en esos casos, corresponde a las cooperativas con las que se han firmado convenios. La mayor parte de esas viviendas se destinarán a personas con escasos recursos. En la medida anunciada ayer por Casas se incluye, por primera vez, la figura de la vivienda concertada, una modalidad introducida por la Ley de la Vivienda aprobada por la Generalitat. Serán la mitad de una promoción de 336 viviendas en la avenida de Vallbona, en Nou Barris. La otra mitad serán pisos de protección, con lo que la particularidad de esa promoción es que convivirán dos tipos de régimen de propiedad: la concertada y la pública, una combinación deliberada para evitar la concentración de viviendas sociales por un lado y concertadas o privadas por otro. Se trata de una variante que ya existe en algunas zonas de Barcelona, por ejemplo en el Front Marítim.

Según los datos del Ayuntamiento de Barcelona, la previsión de realizar 10.000 viviendas en 2007 se alcanzará. De acuerdo con el calendario, 1.806 finalizaron en 2004, 417 acabarán de ser construidas en 2005, 1.921 están en construcción, 4.588 son pisos que ya tienen operador y proyecto constructivo, y 1.975 están en fase preliminar porque todavía no se ha cerrado la gestión previa para disponer de solares. Del total de 10.000 viviendas planificadas hasta 2007, el 33% serán construidas por el Patronato Municipal de la Vivienda y el 22% por Regesa; el Instituto Catalán del Suelo (Incasol), dependiente de la Generalitat, levantará el 19%; las cooperativas sindicales, el 6%, y las vecinales, el 3%; La Caixa, el 5%, y otras entidades sin ánimo de lucro y promotores privados, el 12%.

Ninguna de esas cifras tiene visos de ser real, en opinión de la oposición municipal, que ayer denunció lo que considera un incumplimiento o retraso del plan de vivienda municipal. En opinión de Xavier Trias, presidente del grupo municipal de Convergència i Unió, el plan de vivienda, al ritmo que lleva, sólo podrá alcanzar el 40% de los objetivos.

En parecidos términos se expresó Jordi Cornet, portavoz del grupo municipal del Partido Popular: "El Ayuntamiento ha dejado de hacer una cuarta parte de las viviendas a que se comprometió en el anterior mandato, por lo que las previsiones del actual lo que hacen es arrastrar el incumplimento del primero, y si se suman unas y otras, consideramos que el consistorio sólo podrá realizar la mitad de lo que dice".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2005