Joschka Fischer admite errores en la concesión masiva de visados

El ministro alemán de Asuntos Exteriores y líder de los Verdes, Josch-ka Fischer, admitió ayer errores en el llamado escándalo de los visados, la política que permitió la entrada al espacio Schengen de más de cinco millones de inmigrantes del Este, entre los que se filtraron numerosos mafiosos. Fischer tuvo que comparecer ante la comisión del Parlamento alemán que investiga el asunto. "Yo asumo la responsabilidad", aseguró.

Sin embargo, Fischer acusó a la oposición democristiana de manipular los hechos para asociarle a las bandas delictivas que han entrado en el país, y defendió una "Alemania más liberal y abierta al mundo". El ministro sufrió un lapsus de memoria cuando se le interrogó sobre uno de los puntos más conflictivos, la falta de reacción cuando los consulados le advirtieron de la situación crítica que se estaba generando.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS