Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Educar en la diversidad

Se acaba de aprobar la ley que permitirá el matrimonio homosexual. Enhorabuena a todas las personas que la estaban esperando. Es un momento histórico para este país. Pero eso sólo no basta. Desgraciadamente, todavía existe mucha homofobia. Y, aparte de la ley, hay que educar a nuestra juventud en el respeto a la diferencia en la orientación sexual. Soy profesor de instituto: todavía ayer en mi aula un alumno de 16 años definía a los homosexuales como "accidentes con patas". Coordino un grupo de "educación para la salud y el consumo", y llevamos un tiempo intentando educar en el respeto a la diversidad en cuanto a la orientación sexual.

La ley debe servir como acicate para trabajar en una dirección: que no siga habiendo homofobia. Pero el silencio crea homofobia; por eso debemos hacer algo en positivo: la educación es fundamental para sacar a flote los prejuicios y eliminarlos con razones. Y no hace falta ser homosexual para estar convencido de esto. Entre personas no hay castas, debe haber dignidad. Contra la homofobia, la ley y la educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de abril de 2005