Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI presiona a Argentina para que reabra el canje de la deuda

Las presiones para la reapertura del canje de la deuda impagada argentina vuelven a reaparecer pocas horas antes de que el ministro de Economía argentino, Roberto Lavagna, aterrice mañana en Washington. Lavagna, acompañado de todo su equipo, se entrevistará con los máximos dirigentes del Fondo Monetario Internacional (FMI) para reanudar las negociaciones con la organización interrumpidas a raíz de la suspensión de pagos decretada por Buenos Aires en 2001.

Las autoridades argentinas, encabezadas por el presidente Néstor Kirchner, insisten en que no hay ninguna posibilidad de reabrir el proceso para albergar a cerca del 20% de los bonistas que rechazaron el canje, pero el FMI está jugando con una doble estrategia.

Por un lado destacados dirigentes como Pier Carlo Padoan, representante italiano ante la organización, advierten de que si Argentina no reabre el canje no tendrá más préstamos. Por otro lado, países como EE UU y Canadá, presentes en el directorio del FMI apuestan por una posición más flexible a la hora de analizar el resultado del canje.

En esta pugna, Kirchner ha logrado un importante apoyo en el canciller alemán Gerhard Schröder, quien elogió el éxito de la recuperación económica de Argentina y pidió que las negociaciones con el FMI se realicen en un "espíritu de amistad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2005