La policía mata en un tiroteo en Montjuïc a un atracador fugado

El fallecido formaba parte de una conocida banda de delincuentes

Un hombre al que la policía buscaba por diversos atracos a bancos murió ayer en Montjuïc en un tiroteo con dos agentes de la policía nacional. La voluntad de éstos de cachearle desencadenó el ataque, según la versión policial. El fallecido era un delincuente reincidente que aprovechó un permiso para fugarse de la cárcel, donde cumplía una larga condena. Las versiones policiales fueron contradictorias y variaron a lo largo del día.

Los hechos se produjeron sobre las 10.40 en la plaza de la Sardana, una explanada solitaria a escasos metros del Mirador del Alcalde, en la ladera de Montjuïc. Dos agentes que patrullaban por la zona vieron a dos hombres en actitud sospechosa dentro de un coche del modelo Ford Escort de color blanco y les conminaron a salir del vehículo e identificarse.

Siempre según la versión oficial, Juan Antonio Palacios Morán, de 50 años, obedeció la orden de bajar del vehículo, pero cuando los agentes se disponían a cachearlo extrajo de sus ropas una pistola y disparó al menos dos veces contra los agentes. No acertó, a pesar de que la distancia no era mucha. Según esa versión, los policías dispararon entonces contra Palacios, al que impactaron en varias zonas vitales. La policía alertó al 061, que desplazó una ambulancia de forma inmediata al lugar, pero cuando llegó el hombre ya había muerto.

El fallecido usó una pistola del calibre de nueve milímetros Parabellum. La policía investiga ahora cómo llegó a sus manos y si ha sido utilizada en algún otro delito.

Los agentes patrullaban con uniforme y en coche oficial, según informó la policía en la tarde de ayer. Sin embargo, por la mañana había asegurado que iban de paisano y en un coche camuflado. También durante la mañana la policía había informado de que el atracador había sacado el arma del asiento trasero del coche, como habían recogido las agencias de información. Este cúmulo de versiones contradictorias empujó a la policía a convocar una rueda de prensa en la tarde de ayer para dar una definitiva y concluyente. El informe de balística pasará en breve a manos del juez encargado de la investigación.

Palacios era muy conocido en el Cuerpo Nacional de Policía por su faceta de atracador de bancos. Su historial cuenta con 16 antecedentes y también muestra su inclinación hacia la tenencia de armas y el narcotráfico. Formaba parte de una violenta banda liderada por el histórico y ahora encarcelado Juan Carlos Bosch Hernández, el Patata, especializada en robos a bancos y joyerías a punta de pistola, y que está detrás de varios asesinatos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El grupo de atracos del Cuerpo Nacional de Polícía buscaba a Palacios desde que el pasado 29 de marzo no regresó a la prisión de Can Brians, donde cumplía una condena de 11 años y ocho meses. Palacios disfrutaba de un permiso penitenciario de 12 horas por motivos de "acercamiento familiar".

Las investigaciones policiales apuntan que Palacios había acudido a Montjuïc para aprovisionarse de heroína junto a su acompañante, Mario M. S., que permanece detenido en la comisaría. Algunas zonas de la ladera de la montaña acogen ahora a los narcotraficantes que durante mucho tiempo ocuparon el barrio de Can Tunis, lugar al que durante muchos años se desplazaban los que buscaban su dosis de droga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS