Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FIN DE UN PAPADO | La proyección en los medios de comunicación

Alí Agca llora por su "hermano"

Mehmet Alí Agca, el ultranacionalista turco que intentó asesinar a Juan Pablo II en 1981, afirmó ayer desde su celda en una prisión de Estambul que se encontraba de luto por el fallecimiento del pontífice. "He perdido al Papa, mi hermano espiritual. Me sumo al duelo de mi pueblo cristiano católico", afirma el prisionero en un texto manuscrito en italiano distribuido por su abogado. Alí Agca se define también a sí mismo como "el segundo Mesías" y anuncia que pronto va a escribir "la Biblia perfecta y verdadera".

Alí Agca, de 47 años, disparó contra el Papa en la plaza de San Pedro el 13 de mayo de 1981, cuando saludaba a los asistentes en una audiencia general, y le hirió gravemente en el abdomen.

Este antiguo militante ultranacionalista fue extraditado a Turquía después de haber pasado 19 años detenido en las cárceles italianas y haber obtenido el perdón de Karol Wojtyla.

A su llegada a Turquía, Alí Agca fue sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de un periodista turco cometido en 1979, una pena que le fue conmutada a 10 años de cárcel. Alí Agca también cumple en Estambul otra condena a siete años de prisión por un robo a mano armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de abril de 2005