Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POLÉMICA DE LA ESTATUA

Fomento usó una ficticia reforma en la calle para quitar el monumento

El Ministerio de Fomento utilizó una treta para retirar la figura ecuestre del general Francisco Franco, pues la justificó en una reforma ficticia de la explanada que queda frente al Ministerio de la Vivienda, en la plaza de San Juan de la Cruz de Madrid, donde hasta el pasado jueves estaba emplazada la estatua.

"Con motivo de las obras del segundo túnel de la risa [una línea de Cercanías que pasará bajo el complejo de Nuevos Ministerios, junto al Paseo de la Castellana], vamos a reordenar la plaza de San Juan de la Cruz", explicó una portavoz del ministerio la misma madrugada en la que la figura fue desmontada.

Sin embargo, fuentes de Fomento reconocieron ayer que a fecha de hoy no existe un solo documento en el que se plasme el proyecto de esas obras. "Es cuestión de días, porque la ministra ha dado la orden de que se empiece a pensar en un proyecto. Probablemente estará después de Semana Santa", explicaron.

Sobre el hecho de que se retirara la figura ecuestre sin dicha justificación, respondieron: "De lo que se trataba era de retirar la estatua y desocupar su sitio".

Por otra parte, Fomento no puede decidir una transformación de la plaza de San Juan de la Cruz en su conjunto, puesto que ésa sería una competencia municipal. Únicamente estaría habilitado el ministerio para transformar la explanada frente a los Ministerios de la Vivienda y de Medio Ambiente, en el complejo de Nuevos Ministerios, según explicaron desde el Ayuntamiento de Madrid

Cualquier trabajo de remodelación requiere además un proyecto de obras, que podría formar parte del que ya existe para las del túnel de la risa, o, según fuentes de Urbanismo, haber sido un proyecto complementario. Ninguno de los dos existe.

Falta el presupuesto

En ellos, tendría que constar, no sólo el presupuesto de esos trabajos -en el que figure el coste de la grúa y el salario de los operarios que desmontaron la estatua-, sino también el objeto de la remodelación, sea por trabajos en el pavimento, en los jardines, o por la inclusión de nuevos elementos de ornamentación.

Hasta ahora, sólo ha trascendido la intención de la ministra Álvarez de convocar un concurso de ideas para decidir el monumento que sustituirá a la estatua de Franco. "La idea es reemplazarla por un símbolo que refleje la concordia. Pero no sirve un monumento a las víctimas del terrorismo, por ejemplo, sino uno que haga referencia a la concordia, en el sentido de que refleje el espíritu de la Transición", señalaron fuentes del Ministerio de Fomento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005