Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Ponferrada cita a un muerto por el chalé ilegal de un alto cargo de la Junta

El alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, del PP, ante la insistencia de los concejales socialistas, optó en un decreto por citar a Magín Fernández, muerto hace más de un año, padre del delegado del Gobierno regional, para que aclare la construcción ilegal que levanta su hijo Eduardo en terreno no urbanizable. El político, máximo responsable del urbanismo de la provincia, argumentó tras conocerse públicamente la construcción ilegal que levanta que la propietaria era su madre, María Flor García.

Según los concejales socialistas, el plazo de 15 días dado al fallecido ha concluido sin ningún tipo de testimonio ni alegaciones, como es natural.

El Ayuntamiento sigue sin enviar a un policía municipal y a técnicos de urbanismo para que certifiquen la existencia de la nueva construcción que edifica el delegado de la Junta, cuya propiedad del terreno no está acreditada, ya que la Fundación Fustegueras pagó los impuestos por la finca rústica hace 28 años, y Eduardo Fernández no ha podido mostrar documentos de propiedad válidos.

El Ayuntamiento tampoco ha facilitado a los socialistas el listado de fincas de la Fundación Fustegueras, según el senador José Giménez. "Mientras que Juan Vicente Herrera [presidente de la Junta] y el alcalde sancionan a los ciudadanos que cometen infracciones o a los que no pagan sus impuestos, en el caso del delegado miran para otro lado", señala Giménez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2005