Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ucrania y Holanda vuelven a casa

El sexto país por número de soldados en Irak es Ucrania. Y también anunció ayer, igual que Italia, la retirada de los primeros 140 de los 1.650 militares emplazados. La operación concluirá en octubre. Las tropas ucranias han permanecido bajo el mando polaco desde su llegada al país en agosto de 2003, pero la victoria electoral del liberal Víktor Yúshenko a finales de enero pasado en este país de casi 49 millones de habitantes precipitó el repliegue, informa Efe. Yúshenko incluyó en su programa electoral la retirada "urgente" de las tropas, propuesta que cuenta con el respaldo mayoritario de los intelectuales y la juventud.

Después de Ucrania, el país con más efectivos en Irak es Holanda. Y también comenzó el lunes la repatriación de 150 de los 1.345 soldados que tiene en Irak. El pasado enero, el primer ministro, el cristianodemócrata Jan Peter Balkenende, anunció la retirada. Tanto EE UU como Japón y Reino Unido habían pedido a Holanda que prolongara la estancia. Pero Balkenende afirmó entonces que las tropas holandesas habían contribuido a estabilizar el país, tal y como se les había encomendado, y no veía "razones para modificar los planes originales de marcha".

De los 30 países con tropas en Irak, Bulgaria (7,5 millones de habitantes) ocupa el puesto décimo tercero en cuanto a efectivos, con 485 militares desplegados en la ciudad sureña de Diwaniya. El presidente búlgaro, Georgi Parvanov, anunció una retirada no "precipitada", sino "digna del país".

"Nuestra estrategia para una retirada digna tiene que formar parte de una visión unificada de la coalición", explicó, y agregó que el nivel actual de tropas búlgaras "podría ser reducido entre 100 y 150 soldados". Parvanov hizo estas declaraciones una semana después de que un soldado búlgaro muriese por disparos estadounidenses. El presidente señaló que tras el fin de este año, todas los soldados de su país podrían ser retirados de Irak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2005