IU denuncia en Fiscalía irregularidades contables en Torremolinos

El PSOE se querella contra Amat por el sobrecoste del auditorio de Roquetas

El grupo municipal de Izquierda Unida de Torremolinos presentó ayer una denuncia en la Fiscalía de Málaga por presuntas irregularidades en los presupuestos del consistorio, ya que éstos no incluyen consignación alguna para hacer frente a deudas reconocidas con distintos acreedores que suman 54 millones de euros. La federación cree que el interventor municipal ha incurrido en un presunto delito contra la administración pública.

El concejal de IU, José Luis González, explicó que el interventor accidental, que es un funcionario no adscrito al cuerpo nacional, ha dado su consentimiento a la aprobación de los presupuestos municipales pese a que éstos no incluyen consignación ni plan de pagos de las deudas que el propio funcionario tiene reconocidas en documento oficial.

El principal acreedor de esta deuda es la Seguridad Social, a la que corresponden 40,7 millones de euros. El consistorio adeuda además 12,2 millones de euros a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) por la prestación del servicio de recogida de basuras y limpieza desde noviembre de 1996, cuando rescató el servicio.

El tercer acreedor es la Diputación de Málaga, a la que el consistorio debe 1.245.000 euros por la parte del Impuesto de Actividades Económicas que corresponde a la institución provincial.

IU acusa al equipo de Gobierno que preside Pedro Fernández Montes (PP) de "maquillar los presupuestos para ocultar a difícil situación financiera del consistorio". Las deudas con estos tres acreedores equivalen al 56% del presupuesto aprobado para el presente año. Según IU, de haberlas consignado, el Ayuntamiento sobrepasaría el límite de endeudamiento permitido por ley, lo que le obligaría a elaborar un plan de saneamiento y le imposibilitaría a realizar nuevas operaciones de crédito sin una autorización previa de la administración autonómica.

Para IU, la situación económica del ayuntamiento s es muy "delicada" y sin apenas margen para inversiones, con una plantilla "inflada y en precario porque desde hace años no hay oferta pública de empleo". Los 36,6 millones de euros gastados en el pago de nóminas en 2003 representan el 67% de la ejecución presupuestaria del ejercicio.

Roquetas

De otro lado, el PSOE anunció ayer que va a presentar una querella contra el alcalde de Roquetas y presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, por "irregularidades administrativas y urbanísticas en su gestión", en concreto en lo que se refiere a la construcción del Teatro Auditorio, que se realizó "con el informe desfavorable del secretario municipal y del Consejo Consultivo de Andalucía, y a pesar de carecer de crédito para hacer frente al nuevo presupuesto". El proyecto fue adjudicado en siete millones de euros y finalmente ha costado más del doble sin que, según el PSOE, ningún órgano aprobara las modificaciones correspondientes, informa Carmen López.

El secretario general del PSOE en el municipio, Juan Miguel Peña, aseguró que "existen datos más que sospechosos sobre cómo se adjudicó esta obra y sobre cómo se ha llevado a cabo". De hecho, los socialistas lo que denuncian en la querella que están preparando es el procedimiento seguido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 15 de marzo de 2005.