14 muertos al caer un helicóptero militar ruso en Chechenia

Los líderes chechenos leales al Kremlin tildan de títere de los radicales al sucesor de Masjádov

Catorce personas murieron y otra resultó herida ayer en Chechenia al caer un helicóptero ruso en las cercanías de la carretera Rostov-Bakú, según informaciones de la agrupación militar del Cáucaso del Norte. Según la versión oficial, el helicóptero, un modelo Mi-8 de las tropas guardafronteras, se estrelló y se incendió por la tarde tras engancharse con un cable eléctrico cuando volaba a baja altura desde Beslán (Osetia del Norte) a la base militar de Jankalá (en Chechenia).

El suceso se produjo en las inmediaciones del pueblo de Aljan-Yurt. Otras fuentes señalaron a la agencia Interfax que en el aparato viajaban 15 personas, de las cuales 14 murieron.El viceministro checheno del Interior, Sultán Satúyev, manifestó que no hay base para suponer que el helicóptero cayó a resultas de una "influencia exterior". No excluyó, sin embargo, que la guerrilla se atribuya el hecho. Satúyev tildó de "infundada" esta versión.Se trata del primer incidente de este tipo en lo que va de año. Y el hecho de que se produzca dos días después de la muerte del líder independentista Aslán Masjádov lo convierte en objeto de especial atención, ya que, de tratarse de un derribo, podría indicar una reactivación de la guerrilla.

El último accidente sufrido por un helicóptero militar en Chechenia, en el que murieron dos personas, ocurrió en septiembre de 2004, cuando un Mi-24 se enganchó en un cable eléctrico. En septiembre de 2002, un Mi-8 con varios altos cargos a bordo, incluido el viceministro del Interior de Rusia responsable del Cáucaso del Norte, fue derribado por un misil. Murieron 14 personas. El suceso más dramático ocurrió en agosto de 2002, cuando, como consecuencia del disparo de un lanzamisiles portátil, fue derribado un Mi-26 con 147 militares rusos a bordo, de los que 127 perecieron.

La esposa y los dos hijos de Masjádov, que residen en Bakú, capital de Azerbaiyán, pidieron a los países occidentales que presionen a Moscú para que entregue el cuerpo del dirigente independentista para darle sepultura. Anzor Masjádov, de 29 años, manifestó que la guerrilla chechena "conseguirá sus fines". Mientras los líderes chechenos leales al Kremlin calificaban al sucesor de Masjádov, Abdul-Jalim Saiduláyev, de títere de los radicales, Ajmed Zakáyev, portavoz del líder fallecido, confirmó a la agencia France Presse que Saiduláyev era el hombre elegido por Masjádov hace dos años para relevarle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de marzo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50