Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación está dispuesto a ir a los tribunales si alguien se opone a impartir la asignatura de Ciudadanía

El Ministerio de Educación anunció ayer que si los colectivos que han manifestado su intención de objetar a la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía (que el Gobierno pretende establecer como obligatoria), lo hacen finalmente, entonces se verá "qué dirán los tribunales al respecto", manifestó el secretario general de Educación, Alejandro Tiana. "Esta asignatura no tiene que ver con los valores personales sino con los cívicos. Nuestra propuesta tiene fundamento jurídico y constitucional y no se puede despachar diciendo que se están imponiendo unos valores a los jóvenes", justificó Tiana."El Estado propugna una materia para enseñar los valores de la Constitución española y europea. No sé en qué medida los tribunales les darán la razón [a quienes objeten]", añadió.

El secretario general hizo estas declaraciones tras recibir la propuesta de un grupo de expertos para el diseño de la nueva asignatura de Educación para la ciudadanía. "Es una buena propuesta inicial, nos parece muy pertinente", dijo Alejandro Tiana, en referencia al documento que le entregaron ayer el director de la cátedra de Laicidad y Libertades Públicas de la Universidad Carlos III, Dionisio Llamazares, y el presidente de la Fundación Educativa y Asistencial CIVES, Victorino Mayoral.

Contra las acusaciones de adoctrinamiento, Tiana defendió además a los profesores que impartirán la asignatura: "Han aprobado unas oposiciones y no se les ha pedido ninguna condición religiosa ni moral [para obtener el trabajo]. En los centros concertados y privados lo impartirán los profesores que ellos determinen. ¿Alguien puede decir que eso es adoctrinamiento?", preguntó. "A mi me dieron eso [adoctrinamiento] y aquellos profesores los designaba el Frente de Juventudes", apostilló, en referencia a la época de la dictatura.

"Comparado con lo que algunos han practicado durante tantos años en sistemas antidemocráticos lo que aquí se intenta defender es el pluralismo y las libertades", dijo.

Más de 40 expertos han trabajado durante meses en el diseño de esta asignatura planteada por el Gobierno y su propuesta se articula en torno a "valores democráticos recogidos en la Constitución", explicaron sus autores. El temario propuesto recoge enseñanzas sobre maltrato doméstico, derechos y libertades, religiones, consumo, ocio, medioambiente, bioética. "Hemos intentado condensar el patrimonio común de valores en los que estamos de acuerdo", dijo Dionisio Llamazares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de marzo de 2005