Simancas califica a Aguirre de "caballo de Atila de la educación"

El líder socialista participó ayer en una protesta contra el cierre de un instituto

Pitos, gritos, reivindicaciones y, en medio, un político. Rafael Simancas, portavoz del PSOE en la Asamblea, se unió ayer a un nutrido grupo de estudiantes del instituto Jaime Vera que protestaban contra la orden de la Consejería de Educación que eliminará el turno de noche en dicho centro. Simancas calificó a la presidenta regional de "caballo de Atila de la educación en Madrid" por "permitir el cierre de este centro educativo".

El ambiente era festivo, pese al frío. A las once de la mañana de ayer, cientos de chavales, alumnos del instituto público Jaime Vera, en el distrito de Tetuán, salieron a la calle para protestar contra la decisión de la consejería de Educación de eliminar el turno de noche en este centro.

"Esperanza Aguirre quiere cargarse este instituto". "No al cierre". "Esperanza, no nos quitarás nuestra enseñanza". "Tenemos derecho a estudiar, señora Aguirre". Éstas eran algunas de las consignas que podían leerse en las pancartas que portaban los chavales que coreaban gritos como: "De este instituto no nos moverán".

La protesta se debía a una sospecha. Según el director del centro, Jacinto Uceda, varios padres de alumnos y una gran mayoría de estudiantes, tras la decisión del consejero de Educación, Luis Peral, se esconde la intención de cerrar el centro. "Uceda aseguró que esta decisión no es más que el primer paso para el cierre definitivo del instituto que cuenta con un 71% de alumnos inmigrantes".

El secretario general del Partido Socialista de Madrid, Rafael Simancas, decidió unirse a la protesta juvenil. Dio un par de vueltas alrededor del perímetro del centro y firmó autógrafos a la chavalería en cartulinas donde se podía leer: "Instituto desde la república para la enseñanza pública".

Una vez dentro del instituto que, según su director, ocupa un edificio construido en 1933, Simancas desenvainó sus armas políticas en contra del Gobierno regional.

Acusó a Aguirre de ser "el caballo de Atila de la educación pública madrileña". Según el líder socialista, el PP "promociona la enseñanza privada que se encuentra en manos de los sectores religiosos más integrista".

La consejería de Educación tiene previsto reducir el número de grupos para el próximo curso y eliminar el turno de noche en el centro.

Simancas manifestó su complicidad con el director del centro, el consejo escolar, los padres, los alumnos y los profesores del Jaime Vera, un centro que, según el portavoz socialista, sobrevivió a la Guerra Civil, al franquismo, a la transición, pero que "parece que no sobrevivirá a las políticas de Esperanza Aguirre que va a conseguir lo que no consiguió la Guerra Civil: cargarse este instituto".

"Con todas las fuerzas"

Pero Simancas también lanzó un mensaje tranquilizador a los chavales que se agolpaban junto a él: "Aguirre no va a conseguir cerrar este centro porque nos vamos a oponer con todas nuestras fuerzas".

El director del centro repartió entre la prensa un folio que contiene parte del diario de sesiones de la Asamblea de Madrid del 2 de diciembre de 2002. En este documento, la directora general de Promoción Educativa, María Antonia Casanova Rodríguez, afirma: "En cuanto a la fachada, sí le puedo decir que está prevista la remodelación del instituto de educación secundaria Jaime Vera en este curso, es decir, en el curso 2002-2003, y para ello se estima un presupuesto de 2.037.780 euros y, aunque ahora haga el traslado al director general de Centros Docentes, como a mi lado está el director general de Infraestructuras, tengo el dato de presupuesto estimado. Se está terminando el informe previo, y a lo largo de este curso escolar estará remodelado el instituto".

Nada de esto se ha hecho, según todas las partes implicadas, y el dinero prometido no se ha invertido en la renovación de la fachada del centro.

El Gobierno regional quiere reducir "sin justificación" cuatro grupos de alumnos y "cargarse progresivamente la división de estudio nocturno", volvió a denunciar Simancas, que calificó de concentración "antipedagógica" la presencia de un 71% de alumnos inmigrantes en las aulas de este centro docente.

Simancas desgranó lo que a su parecer son cinco vías de las que se sirve el Ejecutivo madrileño para "deteriorar" la educación pública. Según el líder socialista, Aguirre destina pocos recursos para Educación; no existen centros en los nuevos barrios de la capital y se evita la construcción de colegios públicos en beneficio de los privados o los concertados.

Simancas reiteró una acusación que ya había hecho al consejero de Educación, la de "presionar y chantajear" a los ayuntamientos para que cedan suelo público para construir centros privados bajo la amenaza de que, de no ser así, no se construirá en estos municipios ningún tipo de centro educativo.

Simancas calificó, además, de "puro sarcasmo" el acuerdo educativo del que habla el consejero de Educación y abogó por uno que "no deteriore la enseñanza pública, sino que la promocione, impulse y la dote de más calidad" en esta legislatura, "no a cinco o seis años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de marzo de 2005.