Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFERÉNDUM EUROPEO | La campaña por el voto

Rajoy aprovecha el último mitin europeo para lanzar su crítica más dura a Zapatero

"Algunos han sido muy mezquinos con los que pedimos el 'sí' porque no tienen convicciones"

Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, aprovechó ayer el mitin de cierre de la campaña por el en el referéndum del domingo sobre la Constitución para la Unión Europea para lanzar su más dura diatriba contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de estos quince días. "Algunos han sido muy mezquinos con los que pedimos el porque no tienen ni principios ni convicciones", afirmó. Rajoy dejó claro que se refería al presidente Rodríguez Zapatero, al que acusó de "no haber sido capaz de decir a sus socios que se equivocan" pidiendo el no. Rajoy subrayó que "no hay dudas" de que el PP pide el sí: "No hay más que leer nuestro eslogan, Sí a Europa, ¿se entiende?", preguntó.

"Lo único que nos interesa del referéndum es que gane el sí", afirmó Rajoy para intentar despejar las dudas de que su partido no reclama el voto afirmativo con suficiente entusiasmo. Según él, lo que ha ocurrido en estos 15 días de campaña es que el PSOE y el presidente del Gobierno han demostrado "mucha mezquindad" con el PP.

"El Gobierno ha hecho campaña contra los que estamos comprometidos con el sí", se quejó. Y ha actuado así, a su juicio, porque "pretendía ocultar su debilidad como Gobierno y los planteamientos de sus socios, que piden el no a Europa y el al plan Ibarretxe".

"Ocultación" fue la palabra que más utilizó Rajoy para referirse a Zapatero: "La ocultación es el verdadero estilo de este Gobierno"; "la ocultación y las maniobras políticas"; "la ocultación y la propaganda"... Cuando, según él, "lo menos que se le puede pedir a un Gobierno es claridad, limpieza y transparencia, y no ocultación y maniobras políticas".

Reunión sin publicidad

Esa ocultación se refería, fundamentalmente, a las conversaciones del presidente Zapatero con los presidentes de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, y del PNV, Josu Jon Imaz. "Un presidente nunca debe hacer nada que no esté en condiciones de explicar al conjunto de los ciudadanos", afirmó. Admitió, en todo caso, que él tuvo una reunión sin publicidad con Zapatero en octubre, pues el presidente le invitó a cenar y no dieron publicidad al contenido de su conversación.

"Dice que tuve una reunión secreta en octubre. Lo que el presidente no dice es que el PP no es ni el señor Carod, que habla con ETA, ni es el PNV, que presenta planes para que España deje de ser España. Ésa es la pequeña diferencia. Todo lo demás está muy bien", proclamó.

Pero, sobre todo, se quejó de que el PSOE no quiera coincidir con su partido ni siquiera en el respaldo al referéndum sobre la Constitución europea. "Creo que es bueno que coincidamos en el a Europa, como sería bueno coincidir en la lucha contra el terrorismo y en la España que queremos". Dio por hecho que, al menos en el modelo de España, no hay acuerdo con el presidente pese al pacto que parecía haber firmado con él el pasado 14 de enero en La Moncloa. En todo caso, reiteró que su "oferta" de pacto sobre la arquitectura institucional de España "no tiene fecha de caducidad porque es sincera, leal y patriótica".

Y resumió lo único que, según él, ha aportado el presidente a la Constitución europea: "Ya sabemos que la única aportación de Zapatero al Tratado que el domingo se somete a referéndum es renunciar al peso logrado por Aznar en Niza para España". Aún así, reiteró los argumentos que ha repetido estos días para pedir el en el referéndum: "El Tratado incorpora muchos avances introducidos en la etapa del PP; refuerza una Europa de Estados y ciudadanos; consagra un mercado libre y competitivo; fomenta la cohesión económica y social en Europa; y es una Constitución en defensa de la paz, la libertad y la lucha contra el terrorismo". Por todo eso, él votará que sí y confía en que también lo hagan los militantes y votantes del Partido Popular.

Antes que Rajoy, pidieron el el domingo el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. Gallardón aseguró: "Al decir sí a Europa decimos sí a la España constitucional". Y Aguirre defendió el porque Europa "es la cuna de las libertades, de la democracia y del imperio de la ley".

Los tres dijeron que "la responsabilidad de lo que pase el domingo será del Gobierno", que es quien ha convocado la consulta. El PP evita así hacerse responsable de una hipotética elevada abstención. La participación será baja, según este partido, si no llega al 60% del censo, y muy baja si no llega al 45% logrado en las elecciones europeas de junio pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005