Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento navarro considera la propuesta de Estatuto vasco una "injerencia inaceptable"

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó ayer una declaración institucional en la que califica de "injerencia inaceptable" a su capacidad de autogobierno las referencias a Navarra contenidas en el plan Ibarretxe, que la Cámara foral rechazó con los votos de Unión del Pueblo Navarro (UPN-PP), los centristas de CDN y el Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE), que representan a más del 80% de los navarros.

La declaración, que fue rechazada en su totalidad por Aralar, EA y PNV y apoyada por IU en el primer punto, relativo al rechazo al proyecto por su carácter "unilateral y excluyente", asegura que el Gobierno y el Parlamento vascos "no respetan la identidad, naturaleza política, instituciones y competencias propias" de Navarra.

Las alusiones a Navarra en el plan Ibarretxe son calificadas como "desafuero", además de un intento de ordenar "lo que sólo a Navarra corresponde". Además de rechazar esa "inaceptable intromisión", los partidos mayoritarios reiteran en la declaración, que será sometida a debate en un próximo pleno, su defensa de Navarra como una "comunidad foral propia y diferenciada, indivisible e integrada en la nación española".

Por otra parte, el diputado general de Álava, Ramón Rabanera (PP), reiteró que si se materializa el plan Ibarretxe, Álava será libre para "decidir su futuro", informa Eduardo Azumendi. Rabanera advirtió de que observa con "preocupación" el futuro político que le aguarda a Euskadi y prevé que "los nacionalistas recurrirán al victimismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2005