Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos retoman el debate de la Ley de Suelo sin lograr acuerdos

El PSE muestra su disgusto por la marcha del debate en ponencia

La ponencia que analiza el proyecto de ley de Suelo celebró ayer su cuarta reunión y la primera en lo que va de año sin lograr cerrar acuerdos sustanciales sobre las enmiendas parciales presentadas por la oposición. El PSE mostró su disgusto por la marcha del debate ya que el tripartito rechazó una de sus enmiendas de más calado: la que se refiere a la agilización de la gestión y de los trámites urbanísticos.

El PSE ha suscrito 100 enmiendas parciales y es el partido que tiene la llave para que el proyecto de ley salga adelante, salvo que PP y Sozialista Abertzaleak protagonicen una sorpresa mayúscula y sean capaces de transaccionar con el tripartito el contenido de la ley. Tanto PP como la ilegalizada Batasuna habían presentado enmiendas a la totalidad que fueron rechazadas el pasado mes de diciembre gracias a la abstención del PSE. Pero esta abstención socialista tiene un precio: la aceptación por parte del tripartito de modificaciones sustanciales del proyecto, algo a lo que, públicamente, se ha opuesto el consejero de Vivienda, Javier Madrazo.

Los socialistas proponen que la futura ley conceda más autonomía a los ayuntamientos, que se incremente la reserva de suelo para pisos protegidos del 70% que plantea la consejería hasta el 75% y que se agilicen los trámites urbanísticos, en particular todo lo relacionado con la reparcelación.

Con este panorama, los socialistas se presentan como el aliado más factible para el tripartito, pero hasta el momento "las cosas no marchan bien", según expuso ayer el representante del PSE en la ponencia, Jesús Loza. Al rechazo de la agilización urbanística se suma la oposición del tripartito a que comparezca ante la ponencia una delegación de la Asociación de Municipios Vascos-Eudel, solicitada por el PSE también.

En las cuatro reuniones que ha celebrado la ponencia hasta ahora, se han revisado 44 artículos, por lo que el trabajo que aún le resta en las tres reuniones que tiene previsto celebrar es ingente. El proyecto se compone de 250 artículos y disposiciones. Hasta el momento, el PSE ha visto como los partidos del Gobierno le han aceptado media docena de enmiendas, aunque Loza las calificó de "tono menor".

El tripartito necesita darse prisa con los trabajos de la ponencia si quiere llegar a tiempo de presentar el resultado final a la comisión de Urbanismo y después elevarlo al pleno antes de que se disuelva la Cámara, al que que previsiblemente sucederá a finales del mes de marzo. La Ley de Suelo es el proyecto estrella del Departamento de Vivienda y uno de los más importantes del Gobierno vasco en la actual legislatura, ya próxima a finalizar. El controvertido proyecto de ley salvó su primer envite parlamentario el pasado 9 de diciembre, cuando superó las dos enmiendas de totalidad presentadas por el Partido Popular y Sozialista Abertzaleak gracias a la abstención del PSE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2005