Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El otro himno de la República

Lan Adomian compuso en Valencia en 1938 un himno republicano con letra de Miguel Hernández adaptada por Margarita Nelken

Fue el propio compositor alcoyano Carlos Palacio quien una tarde en mi estudio, allá por 1982, creo, me recordó que su compañero y colega neoyorkino, de origen ruso, Lan Adomian había musicado dos poemas de Pla y Beltrán y otros tantos de Miguel Hernández, y que luego había incluido todos en su recopilación, de 1939, Colección de canciones de lucha -o Cien canciones de guerra- ( como así consta en su libro de memorias Acordes en el alma). En aquellos mismos momentos "y ante la inminente rendición de Valencia", el impresor de entonces guillotinó los ejemplares. Se conservó uno y de él se ha reimpreso la edición en facsímil que acaba de editarse en Valencia. Artes Gráficas Soler, SA, 1980). Los poemas a que se refiere Carlos Palacio son Las puertas de Madrid y La guerra, madre, considerados por la crítica poemas sueltos y escritos entre Vientos del pueblo y El hombre acecha. Sin embargo, hay un tercer poema Canción de la VI División, que no figura en la antología consultada de Espasa-Calpe, pero que fue recuperado por el profesor e investigador Jesucristo Riquelme e incluido en su Antología comentada de Miguel Hernández (Ediciones de la Torre, 2002). La letra de este poema, con algunas ligeras variaciones de Margarita Nelken, y la composición musical de Lan Adomian, fotocopia de todo lo cual está en posesión del Jesucristo Riquelme, a quien se lo facilitó, desde México, la viuda del músico, constituyen el llamado nuevo Himno de la República Española, que data, como los originales versos hernandianos, de finales de 1938, de ahí una de las circunstancias de que reciba el calificativo afectuoso de nonato.

"Entró Miguel... y les dijo que yo era la persona indicada para componer el himno"

Años más tarde, el 16 de mayo de 1957, Adomian escribió a Salvador Etchevarría, ministro de Información del Gobierno republicano en el exilio, la siguiente carta que me ha facilitado el citado profesor: "Querido amigo Salvador: Te envío una copia del Himno de la República, para voz y piano. Una obra que me trae muchísimos recuerdos de España, de una España que nos inspiró a Miguel Hernández y a mí. Esa canción tiene una historia interesante. En septiembre de 1938, estuve en Valencia para conocer músicos e intelectuales (...) Muchos se reunían en la calle del Trinquete de los Caballeros. Allí conocí a Miguel Hernández y a Pla y Beltrán. Con Miguel compuse tres canciones, una de las cuales, Las puertas de Madrid, se canta en las cárceles franquistas. Una mañana, vino Miguel a mi casa. Yo tenía allí una habitación y estaba componiendo. Entró Miguel con los oficiales de la VI División y les dijo que yo era la persona indicada para componer el himno de la División. Me entregó la letra y se marchó. Aquella noche la pasé componiendo ese himno: noche de bombardeo del puerto del Grau (sic). Terminé la canción esa noche. Al día siguiente fui a almorzar en el restaurante Múnich de la calle de la Paz; se asoma un sargento chófer de la 6ª División y me indica que le siga. Salí. En la calle, el coche de la División. Subí y en dos minutos llegamos a la casa del Trinquete de los Caballeros. Con ademanes misteriosos me condujo a mi cuarto de trabajo (...) Aquí tienes el himno, y es de corazón. Lan".

En 1957 no hubo respuesta. El nuevo Himno de la República Española continuó nonato, y el himno oficial siguió siendo el de Riego. Lan Andomian llegó a España como brigadista de la Lincoln, aunque víctima de una enfermedad pulmonar fue declarado inútil para el combate y destinado a Valencia. Posteriormente se exilió en México, donde murió en 1979.

La letra del Himno que es la letra de la Canción de la VI División, de Miguel Hernández, con unos leves cambios textuales de Margarita Nelken es la siguiente: "La libertad nos ha dado su aliento/ La independencia y el pueblo, su hogar/ En el combate por un mundo hermoso/ nos dan coraje la tierra y el mar". Estribillo: "¡En pie, República Española, con decisión!/ ¡En pie, con alma y vida, frente al felón! / ¡A España la salvarán sus hijos con tesón!/ Patria de mi vida, tierra de mi corazón/ Patria de mi vida, tierra de mi corazón/ Al otro lado del fuego y el odio/ El porvenir nos requiere de amor/ En el futuro seremos hermanos/ Con la victoria y los brazos en flor". Estribillo: "Se apagarán en la paz lo fusiles/ Madura el campo feliz de rumor/ Y, en donde entremos, talleres fecundos,/ habrán de entrar la alegría y el sol".

Con carácter absoluto, mañana se estrenará este Himno, con arreglo musical para banda y orquesta, del joven compositor alicantino Víctor Pérez San Roque, en la Sala Gran Teatro de Elx, donde previamente se proyectará el largometraje del documental Compañero del alma, con guión de Jesucristo Riquelme y José Manuel Iglesias, quien también lo dirige. Lo patrocina el Centro Hernandiano de Estudios e Investigaciones, del Ajuntament d'Elx.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de diciembre de 2004