Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

23 detenidos en Santa Coloma y Badalona por piratear compactos

Los 65.000 ejemplares interceptados iban a venderse en Navidades

Los Mossos d'Esquadra se incautaron ayer de 65.000 discos compactos y DVD que iban a ser puestos a la venta en estas navidades, en uno de los golpes más duros contra la piratería informática en España. La policía autonómica detuvo a 23 personas de nacionalidad china en Santa Coloma de Gramenet y Badalona, muchos de los cuales trabajaban en condiciones penosas y con sueldos muy bajos.

La policía estima que el valor total del material decomisado es de un millón de euros, lo que convierte la operación en una de las más importantes de las practicadas en España. Los mossos han intervenido 32.000 ejemplares de material musical, 17.000 de material cinematográfico, así como 10.300 discos compactos y 9.100 DVD vírgenes. De acuerdo con cálculos de la policía autonómica, la banda era capaz de distribuir 336.000 copias musicales y 197.000 videográficas cada mes.

Las detenciones han desarticulado una banda que operaba desde cuatro domicilios: uno en Santa Coloma de Gramenet (en la calle de Pep Ventura) y tres en Badalona (en las calles de Pedro Antonio de Alarcón, Urà y Mallorca). En estos pisos los detenidos se dedicaban, según la policía catalana, a la duplicación, almacenamiento y distribución del material.

El subinspector de la unidad de investigación de los Mossos d'Esquadra Joan Vives explicó que cada piso cumplía una función diferente. Así, en el de Santa Coloma los detenidos copiaban de Internet las películas y la música.

Escala industrial

Este master se enviaba a continuación a un segundo domicilio, donde la tecnología informática de que disponía la banda le permitía reproducir los discos a escala industrial. Los Mossos d'Esquadra se incautaron de 14 tostadoras con 35 grabadoras de CD y 55 de DVD, con un valor estimado de 25.500 euros. La banda copiaba las carátulas y montaba el producto en el tercer piso, donde se encontró una fotocopiadora y miles de fundas de plástico. En el último domicilio se almacenaban los ejemplares, el paso previo a su puesta en circulación.

Las 23 personas detenidas, de entre 26 y 49 años de edad, están acusadas de delito contra la propiedad intelectual. Todas pasaron ayer a disposición judicial.

La Asociación Fonográfica y Videográfica Española (AFYVE) y la Federación Antipiratería (FAP), que representan a las productoras de cine internacionales más importantes del sector en España, han colaborado en la investigación.

La policía autonómica ha asegurado que la mayoría de los detenidos tenían antecedentes por prácticas similares. Muchos de los miembros de esta red de trabajo ilícita vivían en "condiciones infrahumanas y disponían de un sueldo irrisorio", explicó Vives.

La llamada Operación Piratas IV ha permitido desmantelar una organización delictiva que extendía su radio de acción por todo el territorio español. A pesar de las 23 detenciones, los mossos continúan la investigación para dar con las personas encargadas de coordinar el grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 2004