_
_
_
_

Tarragona prohíbe a los bares usar sillas y toldos con publicidad

La habitual imagen de las mesas, sillas y toldos de las terrazas que promocionan alguna marca de cerveza o de refresco tiene los días contados en Tarragona. Así lo anunció ayer su alcalde, Joan Miquel Nadal (CiU), al explicar el contenido de una nueva ordenanza que prohíbe el uso de este mobiliario, en beneficio de una imagen de "uniformidad" para el espacio público. El consistorio tarraconense está inmerso en una cruzada contra la publicidad en la vía pública y en enero ya comenzó a retirar el 95% de las vallas publicitarias del municipio.

El alcalde subrayó que el Ayuntamiento actuará de forma contundente contra los bares que no cumplan la nueva ordenanza y aseguró que al infractor no se le renovará la licencia de actividad, trámite que deben superar cada año. La medida sólo afecta al exterior de los locales y, hasta ahora, ha sido el criterio mayoritario para la zona de la ciudad más cuidada: la Part Alta, cuya transformación estética y urbanística la ha convertido en poco más de una década en una zona de moda.

El Ayuntamiento adoptará también criterios de unidad para las terrazas de los bares, del mismo modo que ya ha puesto en práctica en los chiringuitos de las playas. Así, en los próximos meses la ciudad verá desaparecer la publicidad del exterior de los bares y los propietarios que pretendan instalar una terraza deberán acomodarse a lo dictado por el consistorio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_