Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Asombro

Yo pensaba que mi capacidad de asombro como cliente de una entidad bancaria ya había alcanzado todos sus límites, pero la semana pasada un comprobante de movimientos de la cuenta que tengo abierta en La Caixa me dejó en un estado que va más allá del asombro. Resulta que uno de los movimientos me restaba 0,27 euros en concepto de correo. Cuando fui a informarme, la más que eficiente cajera me destrozó la ilusión, diciéndome que la entidad ha decidido cobrar toda la correspondencia que envíe al domicilio del cliente. Eso sí, sin solicitar su permiso. Por suerte que ya hace tiempo decidí tomar la iniciativa y aclarar en la entidad bancaria que no me remitiese correspondencia si ésta fuera a cargo del cliente, con lo cual se me devolvió la cantidad.

¿Cuándo se tomarán las medidas precisas por parte de los poderes públicos para que las entidades bancarias dejen de abusar de sus clientes? ¿Cuándo tomaremos los clientes las medidas precisas para que se deje de abusar de nosotros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2004