Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El imán de Fuengirola pide disculpas en una carta a la Comisión Islámica

El imán de Fuengirola se arrepiente de la traducción que hizo del Corán. En ella daba instrucciones de cómo infligir malos tratos a las mujeres sin dejar huella. En un comunicado a la Comisión Islámica (órgano que representa al islam ante el Estado), Mohamed Kamal Mostafa, señala que "ni el sagrado Corán ni la Sunna del profeta Muhammad permiten u ordenan maltratar a ningún ser humano, sea hombre o mujer". Y añade: "Es por ello que quiero hacer pública manifestación de mi total condena al maltrato de la mujer y pedir disculpas si lo que escribí al respecto haya podido ser malinterpretado".

Kamal ingresó el lunes en la prisión por un delito de provocación y discriminación contra las mujeres, al escribir el libro La mujer en el islam, donde incitaba a la violencia contra las mujeres.

El secretario de la Comisión Islámica, Mansur Escuredo, señaló que "rectificar es de sabios y lo importante ahora es transmitir a la sociedad y al conjunto de la comunidad musulmana un reconocimiento claro y expreso de la doctrina del islam, que nunca ha permitido ni ordenado hacer mal a nadie". "Aunque es una barbaridad lo que dijo Kamal, ante una transgresión, si hay arrepentimiento, es mejor el perdón que el castigo", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2004