Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Telefónica se abre al 'software libre'

La filial de I+D pone en marcha el Proyecto Morfeo para impulsar la posición de la operadora en este mercado

Telefónica ya es parte del 'mundo libre'. La filial de I+D de la operadora publicará el próximo viernes el código de uno de sus programas, y construirá a su alrededor un ecosistema de 'software' libre similar al que ha hecho popular a Linux. Lo que Telefónica quiere es independizarse de las decisiones de los fabricantes y también tomar posiciones en este negocio. Y es una decisión que cambiará para siempre el panorama del sector tecnológico español.

La idea es conseguir que la fórmula 'software libre = Telefónica' figure en la mente de cualquier cliente de España y América Latina

El proyecto se llama Morfeo, en honor al personaje que interpretaba Laurence Fishburne en Matrix. En un momento dado de la película, Morfeo le ofrece al protagonista, Neo, dos pastillas, una azul y otra roja. Si ingiere la primera, Neo seguirá viviendo en su mundo, cómodo y seguro, pero irreal. La pastilla roja, sin embargo, le devuelve a la realidad, mucho más compleja y dura, pero en la que, al menos, puede permitirse el lujo de tomar decisiones por sí mismo. Telefónica, al identificarse con Morfeo, deja claro que quiere situarse como un apoyo para el movimiento del software libre, ese que defiende que los programas informáticos sean libremente copiados, modificados y distribuidos. El Proyecto Morfeo, en fin, quiere darle la pastilla roja a la sociedad española.

Este plan lleva gestándose dos años en las entrañas de Telefónica I+D, la filial que el grupo dedica a sus proyectos de investigación. El plan tiene muchas y complejas implicaciones, pero su origen es muy simple. Telefónica, como el resto de las grandes operadoras de telecomunicaciones, tiene que invertir mucho tiempo y dinero en desarrollar y controlar las infraestructuras tecnológicas que gestionan sus negocios y su red. Telefónica I+D es el brazo armado para la innovación de la multinacional, es decir, quien debe buscar la manera más barata y eficaz de que esas infraestructuras funcionen correctamente. Y la innovación es una de las claves del futuro de la operadora, según explicó el presidente, César Alierta, el pasado día 4 a los directivos.

En cada una de las decisiones que hay que tomar en este negocio siempre subyace una duda. ¿Es mejor comprar la tecnología, o desarrollarla internamente? Telefónica invirtió 1.902 millones de euros en innovación en 2003, y registró 1.541 patentes. Pero desarrollar tecnología puede terminar saliendo más caro que comprarla, sobre todo por los costes adicionales que supone mantenerla. Por eso, la balanza entre comprar y desarrollar estaba, hasta ahora, desequilibrada hacia el lado de comprar. Fabricar los programas internos garantiza independencia tecnológica de los proveedores y un control muy superior de la tecnología. Pero, a largo plazo, puede costar mucho dinero.

El software libre ha llegado para intentar desequilibrar esa balanza del lado del desarrollo. El modelo de innovación es abierto, lo cual significa que, en principio, está abierto a la colaboración de cualquiera que esté interesado en ello. Y no hay que pagar licencias, lo que reduce significativamente el precio de su uso. Así que Telefónica I+D se ha dado cuenta de que, liberando el código de un programa propio, puede crear una comunidad de interés donde compartir los gastos de desarrollo y mantenimiento de ese programa con otras compañías, universidades y administraciones.

Decenas de participantes

Telefónica I+D, como primer paso, va a liberar esta misma semana el código de un software que ha estado desarrollando durante los últimos 10 años (véase apoyo). En Morfeo participan ya algunas pymes, como TCP Sistemas, Yaco Ingeniería, DBS o IWS. La compañía ha implicado también a la Universidad Rey Juan Carlos y a la Politécnica de Catalunya, con lo que se garantiza la formación de futuros ingenieros. Y, aún más importante, ya ha conseguido el apoyo de las comunidades autónomas de Extremadura, Aragón, Andalucía y Cataluña. Las cuatro son muy activas en la promoción del software libre, ya que creen que puede fomentar la innovación de sus empresas y reducir sus gastos. Así que las cuatro apoyan Morfeo para fomentar, dicen, el desarrollo de oportunidades de negocio para sus empresas.

La decisión de Telefónica I+D significa mucho para mucha gente. Primero, en la gestión interna de la compañía, ya que consigue reducir costes, trasladando trabajo a la comunidad, garantizándose además que el desarrollo gira en torno a sus necesidades. Es, además, la primera gran empresa española que libera código propio. Hasta ahora, sólo compañías informáticas como IBM, Novell o Sun Microsystems han dejado ver las entrañas de sus programas a terceros. Con esta decisión, Telefónica se adelanta a otras operadoras o entidades financieras, que también desarrollan tecnología propia pero la guardan celosamente. Es posible, por tanto, que el movimiento de la compañía española desencadene proyectos similares en todo el mundo.

Sin embargo, y por encima de todo, Telefónica I+D realiza este movimiento porque su objetivo es conseguir que Telefónica compita en este incipiente, pero creciente, negocio. Actualmente, no hay compañías que tengan una posición de dominio como proveedoras de servicios de consultoría y soporte sobre software libre en los países donde Telefónica opera. Nadie identifica las palabras "software libre" con la Corporación X. La idea es, por tanto, conseguir que la fórmula 'software libre=Telefónica' figure en la mente de cualquier cliente en los países donde opera la compañía.

Este movimiento es, en fin, inédito en el sector, y sus consecuencias sólo se pueden intuir. Pero la razón última para explicarlo reside en la naturaleza empresarial de la compañía. Telefónica es una operadora de telecomunicaciones. Lo que le interesa es que las conexiones a la red crezcan, es decir, lo que le importa es que cada vez haya más gente conectada a los servicios de la sociedad de la información. Prefiere que los usuarios se gasten el dinero en conectarse a la red que en comprar licencias de software; lo que quiere es que el precio de ese software no sea una barrera para la extensión de la era digital y, por tanto, de su negocio. Así, por compleja que parezca, la estrategia de Telefónica es simple: reducir costes, generar negocio y ganar clientes.

El programa que está detrás de los sistemas críticos

El software que liberará el viernes Telefónica I+D es muy importante para la compañía. De hecho, lleva desarrollándolo desde su nacimiento, en 1988. El programa sirve como base para construir aplicaciones que soporte determinados procesos. Apoyándose en este software, por ejemplo, Telefónica I+D ha desarrollado los sistemas que gestionan las incidencias en la red o las reclamaciones de los clientes de la operadora. Es, en fin, la base de muchos de los sistemas críticos de la compañía.

Además, no sólo lo utiliza Telefónica. Indra ha decidido emplear parte de este software en futuras versiones del Sistema Automático de Control de Tráfico Aéreo (conocido como SACTA) que ha desarrollado para AENA.

El programa será liberado bajo una licencia dual, similiar a la que utiliza el programa de bases de datos Mysql: la comunidad podrá modificar, copiar y distribuir libremente el programa, pero las empresas que quieran hacer desarrollos propios tendrán que pagar una licencia.

Para la comunidad de software libre, el movimiento de Telefónica es importantísimo. Desde el punto de vista operativo, tendrán a su disposición una plataforma para crear aplicaciones probada por la mayor compañía del país. Desde el punto de vista estratégico, la decisión es "fundamental porque demuestra el interés de los clientes finales por extender el software libre", dice Roberto Santos, vicepresidente de Hispalinux. La dirección del programa es http://morfeo-project.org.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 2004

Más información