Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUTRICIÓN

Dieta para el corazón

La hemoglobina glicosilada es un indicador recién descubierto que mide, como la hipertensión arterial y los niveles de colesterol, el riesgo cardiovascular.

¿Sabe qué es la hemoglobina glicosilada? También llamada hemoglobina A1c (HbA1c), es un marcador de las concentraciones medias de glucosa en sangre. Se puede definir como el nivel medio de hemoglobina -una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos- que se glicosila, es decir, que capta glucosa. Este nivel oscila con facilidad. Por ejemplo, una persona en ayunas puede tener 100 miligramos por decilitro de glucosa en sangre, una cantidad que aumenta tremendamente tras el desayuno o en una situación de estrés, y que disminuye tras una caminata. Los pacientes diabéticos conocen bien sus niveles de hemoglobina glicosilada, ya que es un buen marcador para el control de la diabetes y de la aparición de complicaciones relacionadas con esta enfermedad.

Ahora, un nuevo estudio, publicado en la revista Annals of Internal Medicine, demuestra que el nivel de hemoglobina glicosilada es un factor de riesgo independiente para las enfermedades del corazón, incluso en pacientes no diabéticos. En el estudio EPIC (European Prospective Investigation into Cancer) se observó la relación entre los niveles de HbA1c en los participantes, las enfermedades cardiovasculares y la mortalidad total. La investigación, en la que participó también España, fue llevada a cabo en varios países europeos. Se realizó de forma prospectiva con el objetivo de conocer la relación entre la alimentación y la aparición de diversas enfermedades, entre ellas el cáncer. Un subgrupo de participantes compuesto por más de mil personas de ambos sexos fue seguido por los científicos durante seis años. Se determinaron los niveles de HbA1c de los voluntarios, las enfermedades fueron desarrollando y las causas de las muertes que se produjeron. El estudio ha descubierto que existe una relación entre los niveles de HbA1c y la mortalidad, tanto total como por causa cardiovascular. Cada aumento del 1% de HbA1c por encima del nivel normal supone un incremento relativo de un 25% en la incidencia de eventos cardiovasculares.

Aunque la existencia de una relación entre HbA1c y la mortalidad no implica necesariamente causalidad, parece que los niveles de hemoglobina glicosilada pueden añadirse a la lista de indicadores de riesgo cardiovascular, como son actualmente la hipertensión arterial y los niveles de colesterol. Evidentemente, a partir de estos resultados es necesario realizar investigaciones dirigidas a comprobar si disminuyendo el nivel de hemoglobina glicosilada en sangre, mediante el ejercicio preferentemente o con fármacos, se puede lograr disminuir la epidemia de enfermedades cardiovasculares.

Pilar Riobó es jefa asociada de endocrinología y nutrición de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 2004