Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESOS DE ETA NIEGAN CUALQUIER VINCULACIÓN CON RADICALES ISLAMISTAS | LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

"Dicen que comprábamos dinamita, cuando yo a ese tío ni le conozco"

A primeros de octubre, algunos presos de ETA y Jarrai internos en el centro penitenciario de Villabona (Gijón) hablaron entre sí sobre la desarticulación de la cúpula etarra en Francia y de las supuestas conexiones de la banda con terroristas de origen islamista. En estas conversaciones, intervenidas con permiso judicial, los internos de ETA se desvinculan de la trama de explosivos del 11-M y del grupo que atentó en la masacre de Madrid. Además, los presos califican a los presuntos traficantes de explosivos, el ex minero Emilio Suárez Trashorras y su cuñado Antonio Toro Castro, con los que convivieron en la cárcel, como "unos descerebrados de calibre mayor". Lo que sigue es un resumen de esas conversaciones:

- Vendedor de explosivos. "Aquí [hay] dirigentes de todo, ¿entiendes? Pues la conexión de ETA con [el atentado de marzo] está aquí metida, porque los explosivos que compraron los moros... pero el tío que vendió los explosivos estuvo aquí en la cárcel, un bocazas de puta madre, no he tenido relación con él pero le he conocido, él estaba en otro módulo... total que antes de vender a los moros los explosivos, por lo visto el tío nos lo quería vender a nosotros, ¿entiendes?, la verdad es que lo quería vender a todo Dios, porque andaba pegando voz en grito de que tenía Goma-2, pero claro, aquí no te puedes imaginar que un tío en sus cabales... como tantos aquí que cuando salgan van a matar a 50, ¿no?, pues eso".

- "A ese tío ni le conozco". "Tú no sabes aquí... ¿Tú no sabes en El Mundo lo que pone?

-Sí, lo leí.

-¿Sabes quién estaba en ese módulo?, decían que había dos etarras... éramos Asier y yo. Y están diciendo que estábamos nosotros comprando dinamita y no sé que hostias como si esto fuese El Corte Inglés. Encima a ese tío ni le conozco, ni lo reconozco. Me da una rabia".

- "Como si fuese un chiste de Gila". "Del 11-M cada día sacan cosas nuevas.

-Pero fíjate que son hijos de puta que están intentando meter la mierda a Asier y a Aratz. Estaban en preventivos y que si habían contactado con ellos. Y les preguntas y comentan que: 'que nada pero nada'. Y es mentira, y la guarrada es que por una hijaputada de éstas te pueden llevar a Madrid a declarar.

-También comentan que en una prisión, creo que es en Topas, que hay un marroquí que se ha hecho el jefe de la prisión.

-Eso es que quieren meterle alguna mierda. Nosotros tenemos aquí a uno de Al Qaeda y tenemos una relación estupenda con él. ¿Y por qué? Porque estamos con ellos en una situación límite, entonces tú hablas con la persona que tienes al lado, son ellos los que te ponen, ¿entiendes?, todo es una mierda. Pero lo de éstos llevan meses vendiéndolo por capítulos en el periódico y están intentando justificar la hijaputada que hicieron los del PP. Porque aquí te viene uno ofreciéndote comprar una pistola y lo mandas a tomar por el culo. Pero si son unos chivatos, unas perrancas y lo sabía todo el mundo. Dan a entender que le dieron un teléfono para llamar a la oficina de ETA, como si fuera un chiste de Gila".

Unos meses antes de estas conversaciones intervenidas por Instituciones Penitenciarias, en julio pasado, los etarras también hablaron en las cárceles sobre las supuestas vinculaciones con Al Qaeda en los siguientes términos.

- "Chorradas entre árabes y vascos". "No leísteis el otro día en los periódicos todos los informes que habían hecho y el fin de semana, después del 11-M, de todos los talegos y tal, que si el CESID mirando a ver cómo reaccionábamos, a ver qué hablábamos con los moros, las cartas, los teléfonos, todo, salían transcripciones de cartas del Urrusolo, de De Juana Chaos, en El País, claro. A ver si había conexión de... nada, sabían hasta lo que habían hablado en las cundas [traslados] y todo, entre árabes y vascos, chorradas, qué vas a hablar, encima hay que ser gilipollas tío, los contactos entre Al Qaeda y los vascos, si los hay, se van a dar en la cárcel, que les tenéis todo intervenido, ¡no te jode!".

"Es que... leéis mucho El Mundo, me parece ¿no? Es que los que metieron los explosivos estuvieron aquí, pero unos descerebrados, pero de calibre mayor, unos bocazas, lo que no sé es cómo a alguien se le puede ocurrir hacer nada con ésos. Pero claro, a raíz de que estuvieron aquí, han sacado una película en El Mundo pero... que al pobre Juanlu [Juan Luis Camarero López] le han tenido frito, dices a Juanlu le van a meter colaboración por lo menos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004