Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a siete islamistas por preparar atentados

Los sospechosos fueron arrestados por orden de Garzón en Almería, Málaga, Gandia y Madrid

Agentes de la Comisaría General de Información detuvieron anoche, por orden del juez Baltasar Garzón, a siete presuntos terroristas pertenecientes a un grupo islamista que planeaba, según fuentes próximas a la investigación, un gran atentado terrorista contra la sede de la Audiencia Nacional, en Madrid. Las detenciones fueron practicadas en seis localidades de Almería, Málaga, Valencia y Madrid, tras interceptarse entre los sospechosos conversaciones telefónicas sobre sus planes. La operación sigue abierta. La policía tiene previsto realizar nuevos registros domiciliarios y no descarta más detenciones.

La red desarticulada ayer está compuesta por musulmanes residentes en España que en su mayoría habían pasado por distintos centros penitenciarios. Allí, en la cárcel, habrían mantenido contactos con otros activistas, aunque también se ha comprobado su relación con integrantes de células islamistas en otros países europeos, así como en Australia y Estados Unidos. Según ha podido saber este periódico, uno de los detenidos en Almería es un colaborador de los servicios secretos españoles, el CNI.

El Ministerio del Interior calificó ayer a los detenidos de activistas "radicales y violentos".

Las conversaciones interceptadas por la policía a los arrestados hacían referencia al intento de preparación de un gran atentado con explosivos, previsiblemente contra la Audiencia Nacional. Sin embargo, todo hace pensar que el atentado aún no estaba suficientemente planificado, ya que los agentes no detectaron que aquellas conversaciones fueran con eventuales vendedores de explosivos, ni en ellas se especificaba que los detenidos hubiesen adquirido ya el material. La célula se encontraba en un nivel "primario" de formación.

El Ministerio del Interior se limitó anoche a facilitar las identidades de los presuntos activistas y las localidades donde fueron arrestados: Smail Latrech, argelino, fue detenido en El Ejido (Almería); Alí Omar, Jelloul, en Gandia (Valencia); Mourad Yala Abu Anas, argelino, en Cabañuelas (Almería); Ahmed Mohamed Ahmed, nacido en Ceuta, fue capturado en Madrid; Magid Mchmacha, marroquí, en Almería; Djamel Merabet, argelino, en Málaga, y un indocumentado conocido como Medhí, al parecer también argelino, en Cabañuelas (Almería).

En Gandia también fue detenido, junto a Alí Omar, otra persona. Según el Ministerio del Interior, ambos residían desde hace tiempo en la localidad valenciana y compartían vivienda en el barrio de Beniopa, un distrito situado en la periferia del municipio, separado del casco urbano por un barranco, informa Efe. Al parecer, uno de los detenidos regentaba una carnicería en Gandia y se ocupaba supuestamente de la recaudación de dinero para la financiación de atentados terroristas.

En ninguno de los registros practicados en las seis localidades que abarca la operación policial se encontraron explosivos.

Las investigaciones que han permitido las detenciones practicadas ayer se remontan al pasado verano, según informa Europa Press. Algunos de los detenidos se conocieron en prisiones españolas y mantenían contacto con encarcelados en otros centros penitenciarios y personas en libertad. En estas conversaciones se hacía referencia a la necesidad de organizarse y en ellas se utilizaban expresiones de odio a Occidente utilizadas en el ámbito de yihad (guerra santa). Los contactos de la célula se extendían a integristas residentes en otros países como Australia o Estados Unidos y a otros más próximos geográficamente en el continente europeo.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información, bajo la dirección del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, destacó anoche la labor de información e investigación efectuada por las Fuerzas de Seguridad del Estado pero consideró prematuro hablar de la posible existencia de una red organizada de terroristas islamistas en esta comunidad autónoma, informa Raúl Limón.

López Garzón no quiso precisar detalles sobre la operación policial y pidió cautela para no entorpecer las investigaciones. Y reiteró en todo momento que por ahora sólo se puede hablar en el ámbito de la "presunción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2004