Dos madres denuncian por maltrato a una maestra de Málaga

Las mujeres aseguran que la profesora pega e insulta a sus hijos, de seis años

Las madres de dos niños de seis años han denunciado al colegio público San Faustino de Benajarafe (Málaga) porque una de sus profesoras de Primaria "pega guantazos en clase", amenaza con castigar a los niños si se lo cuentan a sus padres, les insulta y no les deja ir al baño. Para demostrar su acusación han entregado a la Guardia Civil un parte de lesiones y una fotografía. La delegación de Educación de la Junta en Málaga iniciará una investigación.

Si el 5 de octubre el colegio público San Faustino de Benajarafe era conocido porque uno de sus alumnos tuvo que ser reducido por la Policía Local por una acción violenta, la mañana del lunes el centro volvió a protagonizar un incidente en el que las lesiones físicas estaban de por medio. Dos madres, que prefieren mantenerse en el anonimato por temor a represalias contra sus hijos, denunciaron ante la Guardia Civil que la profesora que tienen asignada les llama "torpes", "burros" y "malos alumnos" y castiga a los alumnos que necesitan apoyo a estar de pie desde las nueve de la mañana hasta que suena el timbre, a las dos de la tarde. Una encuesta realizada por Comisiones Obreras revela que el 58% de los alumnos malagueños padece vejaciones verbales y otro 52% es objeto de violencia física en las aulas. Los datos fueron obtenidos a partir de 4.600 encuestas realizadas a alumnos de 20 centros de secundaria de la provincia.

El pasado viernes, uno de los niños de Benajarafe llegó manchado a casa porque la profesora no le permitió que fuera al servicio, cuenta una de las madres. Ella lo puso en conocimiento de la dirección del centro, donde le confirmaron que otros padres se habían quejado de los métodos de la docente. Lo justificaron alegando que "los niños aprenden mucho con ella", añade. A continuación habló con la maestra, que achacó la falta de higiene de su hijo a la ubicación del cuarto de baño, situado al final de una escalera, de la que "no quería responsabilizarse". Con la denuncia, la madre ha incluido una fotografía, en la que se aprecia el brazo de su hijo arañado, y un parte de lesiones del hospital Materno Infantil.

La delegación de Educación, que parte de la presunción de inocencia de la maestra, abrirá un expediente administrativo e iniciará una investigación para aclarar las circunstancias de la presunta agresión al menor.

Stella Lescano, madre del niño de 12 años que presuntamente agredió a sus compañeros y profesores del colegio de Benajarafe, también se plantea denunciar al centro por el trato que recibió su hijo tras el incidente.

Lescano asegura que el comportamiento del niño corresponde al de "un niño nervioso" al que insultaron durante un juego. Según la madre, una compañera le llamó "argentino mugriento", circunstancia que provocó su enfado, e hizo necesaria la intervención del profesor. En el altercado - en el que asegura que su hijo recibió varios golpes de su profesor y la directora- intervino la Policía Local, que lo custodió en una ambulancia hasta el centro de salud de Torre del Mar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS