Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno anuncia medidas para conciliar la vida laboral y familiar

Un millar de intelectuales apoya la ley contra la violencia sexista

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció ayer que el Ejecutivo "impulsará una ley" para conciliar trabajo y vida familiar. Es una de las cinco acciones que el Gobierno plantea "para hacer efectiva la igualdad". La vicepresidenta cerró un acto del PSOE en el que se presentó un manifiesto, firmado por unos mil hombres (intelectuales y artistas), en apoyo a la ley contra la violencia de género.

Entre las cinco acciones que plantea el Ejecutivo para lograr una sociedad "más justa", según la vicepresidenta Fernández de la Vega, destaca la de una ley que permita a las personas trabajadoras compatibilizar su vida laboral y familiar. En 1999, el Gobierno del PP aprobó la primera norma con ese fin.

Las otras cuatro medidas que Fernández de la Vega enumeró son: aumento de las pensiones mínimas de viudedad en los Presupuestos Generales del Estado para 2005, adopción de una ley que garantice la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida social (como establece una directiva de la Unión Europea), la elaboración de un Plan Nacional de Dependencia que aliviará la carga de trabajo de las mujeres que tienen a su cargo personas mayores o con discapacidad, y la constitución de un Consejo Nacional de la Mujer, "para dar voz a las asociaciones", según dijo Fernández de la Vega.

"El feminismo sigue siendo absolutamente necesario", remachó la vicepresidenta ante un auditorio de unos 1.500 militantes (la mayoría mujeres) convocados en la Casa de Campo de Madrid bajo el lema Avanzamos en igualdad.

Expertos y representantes de asociaciones, como Enriqueta Chicano, de la Federación de Mujeres Progresistas, y Miguel Lorente, forense especialista en malos tratos, valoraron los progresos en la lucha por la igualdad. Chicano destacó "las aportaciones de los colectivos femenistas" en esa lucha, mientras que Lorente pidió compromiso, solidaridad y participación por parte de todos.

Manifiesto masculino

Al acto del PSOE acudieron varios miembros del Gobierno (entre otros, los ministros del Interior, José Antonio Alonso; de Sanidad y Consumo, Elena Salgado; de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo), pero fue el escritor José Luis Sampedro el que se llevó la mayor ovación, con puesta en pie, cuando presentó un manifiesto firmado por un millar de hombres -intelectuales y artistas- en apoyo a la ley integral contra la violencia de género, que el Parlamento votará el jueves que viene.

El escritor arremetió contra la jerarquía de la Iglesia católica, a la que calificó de "misógina". "La religión y los creyentes tienen todo mi respeto, pero la responsabilidad de la Iglesia católica en la educación machista es total y absoluta", dijo Sampedro.

El manifiesto, impulsado por la plataforma No nos Resignamos, concluye así: "Porque la lucha de las mujeres nos ha abierto los ojos; porque su libertad y seguridad es nuestra dignidad; porque su dolor también nos duele; porque no queremos ser cómplices: nosotros, hombres, decimos no al terrorismo machista, sí a la ley contra la violencia de género".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de octubre de 2004