Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba afirma que el Gobierno vasco busca un "sí a todo" en el conflicto del Cupo

Alfredo Pérez Rubalcaba, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, reprochó ayer al Gobierno vasco su escasa voluntad de negociar y su deseo de que el Gobierno de Rodríguez Zapatero le dé el "sí a todo" en el contencioso sobre el Cupo. Los Ejecutivos central y vasco mantienen distintas versiones sobre el compromiso el alcanzado por el lehendakari Ibarretxe, y Zapatero en una conversación telefónica previa al debate de estabilidad presupuestaria en el Senado, el pasado junio. El PNV mantiene que apoyaron al Gobierno socialista porque hubo un acuerdo de aceptar íntegramente las demandas del PNV sobre la ampliación de la Ertzaintza, la compensación por los gastos de la limpieza de los efectos del Prestige y la reducción en el Cupo vasco del incremento de la financiación de la sanidad aplicada al resto de las autonomías en 2001. Los socialistas consideran que sólo existió el compromiso de resolver las tres cuestiones y subrayan que las dos primeras están ya encauzadas.

El PNV pone como como requisito imprescindible para empezar a negociar los Presupuestos del Estado que el Gobierno cumpla previamente lo que considera prometido. Rubalcaba, insistió ayer en Santander en la voluntad del Gobierno Zapatero de negociar un acuerdo, algo que, a su juicio, "no pretende" el Ejecutivo vasco.

Todo o nada

"Es verdad que el Gobierno vasco ha dicho: o todo o nada. Esa es una mala forma de negociar, que a veces indica más una voluntad de no negociar que de lo contrario. Pero, a pesar de todo, seguiremos negociando", dijo en una conferencia de prensa. El portavoz del grupo socialista recordó al Ejecutivo vasco que cuando el PP abandonó el Gobierno había pendientes "tres contenciosos importantes" entre las dos administraciones. La ampliación de la Ertzaintza y el pago de los gastos ocasionados por el Prestige considera Rubalcaba que ya están resueltos, "por la voluntad del Gobierno de España". "Cedió" para que la policía vasca tuviera más efectivos en beneficio "de la seguridad" y aceptó un "acuerdo importante" respecto a los daños del Prestige.

"En el tercero no hay de momento una solución. Y digo de momento porque vamos a seguir negociando", apostilló. El Ministerio de Hacienda defiende que la aminoración del Cupo debe ser de 28 milllones de euros y no acepta nuevas reducciones por la financiación de la sanidad, como exige el Gobierno vasco. Pérez Rubalcaba defendió que para negociar es necesario buscar "un punto intermedio" entre las posiciones propias y las del interlocutor, actitud que no observa en el Gobierno vasco. "Decir: o me das todo lo que pido o no hay negociación, es una forma cuando menos peculiar de negociar. Y lo digo porque he escuchado a la vicelehendakari del Gobierno vasco [Idoia Zenarruzabeitia] decir cosas un poco fuertes del presidente Zapatero", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de octubre de 2004