La producción eólica es 80 veces superior a la media española, dice el Gobierno

"Navarra produce 80 veces más energía eólica por habitante que la media española", señala Armendáriz, "gracias a unas inversiones que suponen el 2,5% del total mundial y el 14% del total nacional". En enero de 2004, esta comunidad recibió el premio a la mejor planificación regional en materia de energías limpias otorgado por la Unión Europea por su contribución al desarrollo sostenible y la aportación de este sector al crecimiento económico.

Buena parte de ese esfuerzo inversor corresponde a la corporación EHN, el 50% de cuyo capital pertenece al sector público foral. Esta compañía acaba de recibir el galardón al mejor promotor del año en energías renovables, concedido por el grupo de comunicación financiera Euromoney y la consultora Ernst & Young por su contribución al desarrollo de las energías limpias en Europa.

Este fuerte impulso inversor ha servido para que Navarra se convierta en la sede del Centro Nacional de Energías Renovables (Cener), cuyas instalaciones se levantan en la denominada Ciudad de la Innovación, junto a Pamplona. Cener es un polígono tecnológico que aglutinará a su alrededor a los equipos de investigación de las empresas de tecnologías limpias más importantes de España, como Gamesa Eólica, EHN, Aesol, Ingeteam, Cetia o Fluitecnik, que fueron las primeras firmas en reservar suelo para construir sus instalaciones de I + D en este polígono. Promovido por el Gobierno central, Cener contará con laboratorios altamente especializados en las energías eólica, solar fotovoltáica y térmica de baja temperatura, de biomasa y arquitectura bioclimática.

Primeros titulados

Sus más de cien investigadores trabajarán en la predicción de vientos para parques eólicos, medidas y ensayos para aerogeneradores, evaluación de recursos de la biomasa y cultivos energéticos, producción de biocombustibles, sistemas y componentes fotovoltáicos, caracterización energética de edificios y sistemas de acumulación de energía, en concreto el hidrógeno producido por las renovables para su incorporación como combustible al sector del transporte.

En Navarra se ubica, asimismo, el Cenifer o Centro Nacional Integrado de Formación en Energías Renovables, el primer centro español de estas características que el Ministerio de Trabajo va a convertir en centro nacional de formación ocupacional. De sus aulas salió este año la primera promoción de titulados superiores en el mantenimiento de instalaciones bioclimáticas en edificios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS