Los promotores piden preferencia para los dueños del terreno a la hora de urbanizar

Los constructores y promotores consideran que el anteproyecto de ley de Suelo y Urbanismo "desprecia" instrumentos de gestión ya consolidados y "anula" la iniciativa privada para encomendar la gestión urbanística al agente urbanizador, como solución al problema de la escasez y carestía de la vivienda. UNECA recuerda que la experiencia de otras comunidades autónomas "cuestiona" seriamente la eficacia del agente urbanizador en la contención de precios. Y pone el ejemplo de la comunidad de Valencia, que fue la primera de España en poner en marcha esta figura. "Desde la implantación del sistema el incremento de precios es superior a la media del Estado y, además, con un incremento en 2003 por encima incluso del experimentado en el País Vasco".

UNECA cree que la figura del agente urbanizador, tal y como la ha concebido el Departamento de Vivienda, puede tener efectos "restrictivos" en la competencia si no se permite el acceso a los propietarios al proceso de transformación de suelo, es decir, a urbanizar el solar y dejarlo listo para la edificación.

Una de las claves del anteproyecto reside precisamente en la instauración del agente urbanizador, que elimina la actual junta de compensación formada entre los propietarios de un solar y que se encargaba de velar por sus intereses, lo que frecuentemente ralentizaba la salida del suelo al mercado. El agente será designado por el ayuntamiento, a través de un concurso público, para urbanizar un determinado terreno en el que quiera levantar viviendas. El agente podrá entenderse o no con los dueños del solar a la hora de acometer la urbanización.

El anteproyecto, según UNECA, "priva" a los propietarios de la posibilidad de incorporarse al proceso urbanizador, adoptando un modelo que desdeña la posición jurídica de los dueños. "Y todo ello", añade UNECA, "sobre la base de un presunto incumplimiento de los propietarios de sus obligaciones. El agente urbanizador estaría justificado para el retraso en el cumplimiento de los deberes que marca la legislación urbanística".

A juicio de los constructores alaveses, si se desea mejorar la gestión del suelo es preciso "mantener y potenciar" los sistemas tradicionales, complementándolos con los nuevos sistemas basados en la experiencia de las demás comunidades. "Es imprescindible", recalcan, "mantener un sistema que garantice el derecho, siquiera temporal, de la iniciativa privada a urbanizar" así como dar preferencia a la hora de elegir el agente urbanizador a la oferta que de más garantías de colaboración de los propietarios del suelo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS