Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia anima a los católicos a manifestarse contra el Gobierno

Los obispos plantean iniciativas para llevar "a pie de calle" sus ideas

El secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, consideró ayer que los católicos "son libres" de manifestarse contra la política del Gobierno. Aseguró que la Iglesia española va a llevar "a pie de calle" la visión cristiana sobre cuestiones como la eutanasia, el matrimonio de personas del mismo sexo o los cambios en las leyes de divorcio y aborto, pero rechazó que eso suponga alentar las movilizaciones.

El portavoz de los obispos realizó estas consideraciones al ser preguntado sobre si los obispos "apoyaban las movilizaciones" que desde algunos sectores y grupos católicos se están convocando contra algunas medidas anunciadas por el Gobierno. Respondió que si por movilización se entiende apelar al interés y la conciencia católica y de los ciudadanos en general "ante disposiciones que afectan de manera importante" a la vida de las personas, a la convivencia acorde con el ser humano, y a la paz, "la Conferencia Episcopal lo ha hecho y lo hará" porque es su deber contribuir a "iluminar las conciencias". Si se entiende por movilizaciones, agregó, "convocar manifestaciones en la calle, nunca lo ha hecho ni lo hará".

El portavoz de los obispos añadió que "los católicos son libres de actuar según lo que crean conveniente,", aunque esa actuación "nunca puede ser contradictoria con los principios del bien general y los principios del Estado de derecho".

En relación con la próxima aprobación del proyecto de ley para modificar el Código Civil en relación con el matrimonio y la posibilidad de que puedan contraerlo parejas del mismo sexo, Camino indicó que "no ha sido objeto de tratamiento específico por la Comisión Permanente" y se remitió a la nota elaborada tras la reunión del Comité Ejecutivo el pasado mes de julio sobre esta cuestión y "a favor del verdadero matrimonio".

"Eutanasia inmoral"

De momento, señaló, no hay más que decir, al igual que sobre la cuestión de la eutanasia, explicó, porque la postura de la Conferencia Episcopal está suficientemente clara en el documento "la eutanasia es inmoral y antisocial", que "sigue siendo perfectamente válido"

Camino explicó que la Conferencia Episcopal pretende jacer llegar con más claridad su mensaje y aunque indicó que las iniciativas a desarrollar todavía no se han concretado, se trata de iniciativas para "llevar a pie de calle la visión cristiana y católica de las cosas; difundir mejor el mensaje de la Iglesia católica sobre cuestiones que interesan a la opinión pública en general y a los católicos en particular".

Martínez Camino negó asimismo que exista una contradicción entre la posición de la CEE de pronunciarse sobre algunas decisiones políticas tras "consumarse los hechos" y las declaraciones particulares de los obispos al conocerse la intención del Gobierno. Explicó que, independientemente de que la Iglesia se haya pronunciado sobre estas cuestiones (familia, divorcio, etc.), los obispos "pueden decir lo que quieran con absoluta libertad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 2004