Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez Castillo llevará a São Paulo un vídeo sobre el poder

El artista representa a España en la bienal brasileña

Policías municipales bailan en torno a la cabeza decapitada de una estatua de bronce. Esta imagen procede del vídeo de Fernando Sánchez Castillo (Madrid, 1970), comisionado por el Estado para la 26ª edición de la Bienal de São Paulo. Inspirado en la represión del dictador brasileño Costa e Silva, Rich cat dies of heart attack in Chicago retrata, según Castillo, "un extraño y confuso golpe de Estado".

"Gato rico muere de ataque al corazón en Chicago". El Correio da Manhã saludaba con este titular a sus lectores. Era 1968, el presidente brasileño Costa e Silva ordenaba arrestos masivos e imponía una estricta censura en los medios de comunicación.

Fernando Sánchez Castillo ha elegido este titular para dar nombre a su nueva obra: Rich cat dies of heart attack in Chicago. La represión de Costa e Silva ha inspirado el vídeo de 15 minutos de duración que el artista madrileño presentará en la 26ª edición de la Bienal de São Paulo, que se celebrará desde el 26 de septiembre hasta finales de diciembre.

"El arte permite hablar de lo que no se puede hablar. Mi objetivo ha sido llevar al límite el trabajo institucional. He intentado reflejar mi visión del arte como una suma de sinergias sociales", explicó ayer Sánchez Castillo durante la presentación de su trabajo en el Ministerio de Asuntos Exteriores. El vídeo, rodado en Madrid y Cádiz, articula diversas escenas en torno a la cabeza decapitada de una estatua de bronce. "La procedencia de la cabeza es irrelevante. Podría ser cualquier gobernante o dictador, cada espectador verá a alguien distinto", explicó Sánchez Castillo.

Sin estructura definida se suceden bailes y coreografías, entrenamientos policiales o escenas de caza que giran alrededor de la pieza de bronce. "La cabeza podría ser de cualquier régimen. En la obra viaja y sufre el devenir de los elementos que la toman y no se sabe si la quieren o la odian".

Katya García Antón, comisaria de la exposición, subrayó la adecuación de este trabajo a la Bienal, que este año llevará por título Contrabandistas de imágenes en la tierra de nadie del arte. "Sánchez Castillo ha intentado sensibilizarse con Brasil. Su trabajo no tiene una alusión directa, se inspira en la historia para describir qué es lo que pasa cuando hay cambios de poder o golpes de Estado. Juega con el canon histórico, con la imagen del poder".

García Antón destacó el carácter didáctico y el enorme impacto de la Bienal de São Paulo, que será de acceso gratuito durante tres semanas. Además, explicó que el montaje carece de pabellones nacionales. "Todas las obras comparten un mismo escenario, creando un gran espacio dinámico y muchas interferencias, por eso optamos por presentar una sola obra. Habrá piezas de Santiago Sierra y Eulàlia Valdosera en la exposición general de la Bienal, comisariada por Alfons Hug".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2004