_
_
_
_

Un juez investiga la muerte de dos enfermos durante el incendio del hospital de Orihuela

Trabajadores del centro sanitario aseguran que las alarmas contra el fuego no funcionaron

Trabajadores del hospital de Orihuela, afectado el jueves por un incendio que obligó a desalojar a 231 pacientes, dos de los cuales murieron durante la operación, aseguran que las alarmas no funcionaron. Sin embargo, el consejero de Sanidad, Vicente Rambla, recalcó, que los sistemas de alarma y antiincendios "funcionaron correctamente". CC OO ya reclamó a Sanidad el traslado del almacén del área de hospitalización donde se originó el fuego para reducir el riesgo de incendios. Ayer, sólo 41 pacientes continuaban ingresados. Un juez ha abierto diligencias sobre los dos fallecidos.

El hospital funciona al 25%, con áreas como la UCI y el quirófano fuera de servicio
Más información
Rambla insiste en que la evacuación se hizo "muy bien" y dice que todo el centro estará funcionando el lunes

La administrativa ubicada en el almacén fue la primera trabajadora que dio la voz de alarma. Al advertir el reflejo de las llamas en un cristal y el incipiente humo, abandonó el departamento y alertó al personal. La mujer no escuchó el sonido de la alarma. Otros trabajadores consultados tampoco oyeron el sistema antiincendio. Por este motivo, CC OO exigió ayer a Sanidad que investigue este extremo. A juicio de Salvador Giner, delegado de este sindicato, el hecho de que el incendio se produjera durante el cambio de turno del personal y no de madrugada evitó la tragedia. "Esperemos que Sanidad llegue hasta las últimas consecuencias", remachó. Giner lamentó que Sanidad desoyera las peticiones de su sindicato para trasladar el almacén, ubicado en el sótano del centro y que acumula material altamente inflamable, de las dependencias hospitalarias a fin de reducir el riesgo de incendio.

La cuestión que más "preocupa", sin embargo, a los dirigentes políticos de la comarca de la Vega Baja y sindicatos es la fecha de reanudación del servicio del hospital, uno de los centros más colapsados y saturados de la Comunidad. De momento, fuentes sanitarias han hecho un llamamiento a la población para que eviten acudir al centro, a excepción de una extrema urgencia. Según el sindicalista, el hospital sólo funciona al 25% de su rendimiento, con áreas como radiología, Unidad de Cuidados Intensivos, laboratorio, y quirófano fuera de servicio. La tarea más "complicada" es la limpieza de los conductos de aire acondicionado del edificio a causa del hollín depositado. "Es fundamental que las habitaciones de hospitalización estén en perfectas condiciones para que no haya problemas añadidos", dijo. Por ello, agregó el sindicalista, "no se trata ni de un día ni de dos". CC OO reclama, además, a la Consejería de Sanidad que los hospitales que han visto excepcionalmente incrementada la actividad asistencial para poder atender a los pacientes derivados del hospital de Orihuela sean reforzados por el personal necesario de manera que no se altere la calidad asistencial prestada y no se vean alterados los derechos del personal sanitario.

Dos vehículos de bomberos continuaban ayer apostados en el hospital de Orihuela ante una posible reactivación del incendio, y realizando labores de refrigeración. Algunas de las habitaciones registraban todavía una temperatura de 41 grados centígrados. Mientras, se desarrollaban las tareas de desescombros y de limpieza de las dos alas del centro que resultaron afectadas. Según fuentes de CC OO, una primera valoración de los técnicos municipales apunta a que el hospital no sufrió daños en su estructura. No obstante, la dirección no ha comunicado la fecha en la que el hospital funcionará a pleno rendimiento. Ayer, sólo 41 pacientes continuaban ingresados en el área del centro de nueva construcción e independiente del viejo inmueble, y que no resultó infestada por el humo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otro lado, un juzgado de Orihuela ha abierto diligencias para esclarecer las causas de las muertes de dos ancianos. Sanidad descarta la relación de los fallecimientos con el suceso. Uno de los pacientes, de 78 años, sufrió un shock séptico y falleció una hora después del incendio en la UCI del centro. Fuentes médicas revelaron que el paciente se hallaba más de 48 horas clínicamente muerto. El otro enfermo, de 74 años, con una patología respiratoria aguda, murió al llegar al Hospital San Jaime, en Torrevieja.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_