Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer de 75 años, segunda víctima mortal de la legionelosis

Una mujer de 75 años es la segunda víctima mortal a causa del brote de legionela de este verano en el barrio barcelonés de Vallcarca. La mujer falleció el pasado miércoles en el hospital de Vall d'Hebrón dos días después de que un hombre de 83 años se convirtiera en la primera víctima del brote.

Ambos vivían muy cerca de la clínica Delfos, principal sospechosa de ser el origen del brote. El Ayuntamiento, como en el primer caso, subrayó que adolecía de una salud delicada antes de la infección.

La víctima presentaba desde hace años un cuadro clínico complicado que incluía graves problemas de movilidad, según informó el Ayuntamiento de Barcelona. El virus, que suele cebarse en personas mayores y de salud quebradiza, habría acabado por causarle la muerte. La mujer había sentido los primeros síntomas el 5 de agosto y permanecía ingresada desde el día 9. El consistorio subrayó que los síntomas se produjeron un día antes de que se limpiaran las torres de refrigeración de la clínica Delfos, e insistió que el brote está "totalmente finalizado".

De los 30 afectados -22 hombres y 8 mujeres-, sólo permanece ingresado un hombre de 75 años que, según el Ayuntamiento, ha superado los síntomas propios de la legionela pero mantiene su estado de gravedad debido a un cuadro de dolencias previo a la infección. Hasta dentro de dos semanas no se conocerán los resultados de la comparación de las cepas encontradas en los afectados con las de la clínica. Si coinciden, ésta se enfrentará a una sanción de hasta 30.000 euros.

Mientras, los afectados se están organizando para denunciar la falta de "sensibilidad y soporte humano" recibido de las administraciones, según afirmó ayer Anna Maria Mataró, hija del primer fallecido. "Nadie nos dijo qué podíamos hacer ni adónde acudir. Todos nos quejamos de lo mismo", denunció. Mataró ya ha hablado con una decena de afectados que consultarán con un abogado la posibilidad de emprender acciones legales. Por ahora han puesto a disposición una dirección electrónica (legionellabcn04@yahoo.es) a la que pueden dirigirse los afectados. Mataró sostiene que la única causa de la muerte de su padre es la legionelosis, y no su precaria salud anterior, como defiende el Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 2004