El 'Spirit' halla también indicios de que antaño hubo agua en el ecuador de Marte

El examen del afloramiento rocoso que Spirit está efectuando con sus instrumentos en el cráter Gusev, en el ecuador de Marte, empieza a dar los frutos que buscaban los científicos desde que el robot llegó hace casi ocho meses. Los diseñadores de la misión esperaban que Gúsev fuera una zona buena para escudriñar el pasado del planeta, que se supone protagonizado por el agua. Pero resultó durante meses poco interesante en este aspecto, al contrario que el paraje donde cayó su gemelo Opportunity, el robot que a las pocas semanas de llegar a Marte halló indicios de que allí pudo haber agua en el pasado.

Ha habido que esperar a que Spirit recorriera 3,5 kilómetros para llegar a unas rocas propicias. La inspección inicial de la rocas bautizadas Clovis, en una colina a nueve metros de altura sobre la llanura, sugiere que allí hubo agua en el pasado. "Tenemos pruebas de que la interacción con el agua líquida cambió la composición de esta roca", ha señalado Steve Squyres, investigador jefe de los instrumentos científicos de los robots Spirit y Opportunity. Sin embargo, los indicios son insuficientes todavía: "Para comprender de verdad las condiciones que alteraron Clovis, nos gustaría conocer la situación antes de la alteración. Tenemos el después y queremos el antes. Si tenemos suerte; puede haber rocas cerca que nos lo digan", añadió Squyres.

Más información

Los indicios proceden del análisis de la superficie y el interior de las rocas con el espectrómetro de partículas alfa, que indica que existen niveles relativamente altos de bromuro, sulfuro y cloruro. La roca es muy blanda, al contrario que las basálticas de la llanura y parece estar muy alterada.

La búsqueda de agua es el objetivo común de los robots de la NASA y de la nave europea Mars Express, en órbita marciana desde el 25 de diciembre. Esta sonda confirmó en enero que existe agua helada en el casquete del polo sur del planeta. También hay agua helada en el polo norte. En otras latitudes no hay ahora agua en la superficie, pero los robots están hallando indicios de que la hubo en el pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de agosto de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50