Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kirchner afirma que el error del FMI costó 15 millones de pobres

El presidente argentino, Néstor Kirchner, afirmó ayer que los errores del Fondo Monetario Internacional (FMI) le costaron a su país más de 15 millones de pobres. "El Fondo hace una autocrítica y para ellos es muy fácil. Hacen la autocrítica de lo que pasó en Argentina en algunos lugares y salones muy tranquilos, pero los errores de ellos hicieron que tengamos más de 15 millones de pobres", sostuvo el jefe de Estado.

Kirchner hizo estas declaraciones en un acto realizado en Rosario, en alusión al informe de la oficina auditora del organismo, conocido este jueves, que reconoce que el FMI apoyó "políticas inadecuadas" en Argentina, que llevaron en 2001 a la mayor crisis de la historia del país y a la mayor suspensión de pagos del mundo.

También el ministro de Economía del Gobierno argentino, Roberto Lavagna, filtró su disgusto sobre la autocrítica del FMI. "Los errores, para el Fondo, se plasman en documentos once años después de ser cometidos, pero para la Argentina se traducen en más desestructuración productiva, desempleo y pobreza", dijo.

En una carta personal, de nueve folios, dirigida al directorio del FMI, Lavagna resalta el valor de asumir los errores propios, pero observa también que ése es sólo el "primer paso" de una autocrítica, "el segundo es compartir la carga de corregir las consecuencias".

Críticas de Lavagna

Lavagna no coincide con la opinión del FMI, en el sentido de que una buena evolución macroeconómica no es sostenible cuando no está acompañado de reformas estructurales. "La experiencia en la Argentina sirve para demostrar lo contrario: hubo un proceso de reformas exhaustivo que ocultó una base macroeconómica débil", afirmó.

El ministro nunca dejó de criticar públicamente la complicidad y responsabilidad del FMI con las políticas económicas desarrolladas en Argentina durante los dos mandatos del ex presidente Carlos Menem en los años noventa. Aprobadas, apoyadas, financiadas y bajo control de los auditores del FMI.

En su carta, Lavagna recuerda que "Argentina no sólo está pagando por sus propios errores, sino también por aquellos cometidos por el Fondo (...); esperemos que esto no sea olvidado en los tratos presentes del Fondo con la Argentina". El directorio del FMI aún no aprobó la revisión del tercer trimestre de las metas comprometidas en el acuerdo que firmó con Argentina el pasado septiembre.

Lavagna advirtió el jueves: "No hay apuro. Las actuales negociaciones con el Fondo son complejas y nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario para llegar a firmar un compromiso que podamos cumplir para que esto no termine dentro de algunos años, en el 2012, en un informe del Fondo que refleje nuevamente los errores cometidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004