Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El COI abre una investigación por otro supuesto caso de corrupción

Uno de sus miembros votaría a favor de Londres 2012 a cambio de dinero, según la BBC

Apenas superada la sombra de corrupción que dejaron las irregularidades en la elección de Salt Lake City como sede de los Juegos de Invierno de 2002, la compra de votos salpicó ayer de nuevo al Comité Olímpico Internacional (COI). El organismo abrió una investigación tras la filtración en la prensa anglosajona de que, a raíz de un reportaje de investigación de la BBC, al menos uno de sus miembros se mostraría dispuesto a aceptar un soborno a cambio de otorgar su voto a la candidatura de Londres para los Juegos de 2012.

Haciéndose pasar por empresarios de la capital británica, varios reporteros de la BBC mantuvieron distintas reuniones con el dirigente olímpico, que aceptó el soborno para ayudar a la candidatura en la decisiva votación que se celebrará en Singapur en julio del próximo año. Además de Londres, las ciudades candidatas para organizar los Juegos de 2012 son París, Nueva York, Madrid y Moscú.

El presidente del COI, Jacques Rogge, declaró que el organismo se tomará el caso con el máximo interés. Para empezar, ya ha solicitado a la cadena pública británica "todas las pruebas concretas que tenga" para iniciar las pesquisas. "Si la Comisión Ética considera que hay razones para pensar que se ha cometido una ilegalidad, trabajaremos a fondo sobre este asunto", aseguró. A falta de dos semanas para el comienzo de los Juegos de Atenas, la noticia supone un grave contratiempo para la actual dirección del COI, que ha trabajado con firmeza para limpiar su imagen después del escándalo de Salt Lake City, cuya designación como sede de los Juegos de Invierno de 2002 se vio beneficiada por una amplia red de sobornos a varios dirigentes olímpicos. Diez representantes del COI fueron despedidos o renunciaron a sus cargos tras destaparse el caso.

Apenas han servido los esfuerzos por acreditar la limpieza en el proceso de nominación de las sedes olímpicas. Un grupo de periodistas de Panorama, uno de los programas estrella de la BBC, ha dedicado un año a investigar a varios miembros del COI. Uno de estos representantes, al parecer perteneciente a un país europeo, se entrevistó con uno de los reporteros, que se ocultó bajo la identidad de un supuesto empresario interesado en la captación de votos favorables a la capital londinense. Según el programa de la BBC, que todavía se encuentra en proceso de edición y que se emitirá el próximo miércoles bajo el título Comprando los Juegos, el representante del COI aceptó las condiciones del soborno. La BBC mantiene un férreo silencio sobre las claves del reportaje, aunque a última hora del jueves hizo pública una nota que abría más motivos de preocupación para el Comité Olímpico Internacional. Según un comunicado, "veteranos del COI" también reconocen haber recibido llamadas de algunas de las candidaturas actuales para favorecer sus intereses.

Estos representantes habrían sido sobornados en anteriores procesos de designación de ciudades olímpicas. Hay más: el equipo de investigación sostiene que coincidió con agentes especializados en la compra de votos de terceros, es decir, de miembros del COI.

El problema afecta a Londres más que a ninguna otra ciudad. Pocas cosas importan más en el proceso de designación que una campaña positiva en la prensa. Cada una de las ciudades ha puesto un especial énfasis en transmitir al mundo la mejor imagen posible, con el apoyo de los medios de comunicación nacionales. El programa de la BBC representa exactamente lo contrario de lo que Londres pretende en estos momentos.

Ante la gravedad de las noticias, la secretaria de Cultura del Gobierno británico, Tessa Jowell, salió inmediatamente al paso de las sospechas. "Tengo la máxima confianza en el equipo de Sebastián Coe [responsable de la candidatura londinense] y no dudo de su integridad y celo en el seguimiento de las reglas del Comité Olímpico Internacional". Coe, recientemente ascendido a la presidencia de la candidatura, declaró que "Londres 2012 ha actuado de forma apropiada y ética durante todo el proceso. Apoyamos totalmente al COI en su decisión de examinar este caso en la Comisión Ética. Cooperaremos en la investigación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004